vendredi 28 décembre 2012

2013: Un abrazo directo al porvenir

“Claro es que no tengo en las manos el derecho a morirme ni siquiera en las abandonadas tardes de los domingos.” Roque Dalton Andrés Figueroa Cornejo Como es de público conocimiento, el 21 de diciembre de 2012 no se acabó el mundo sino que comenzó el ciclo final del capitalismo. Asunto de los hombres de maíz, problema cardinal de la humanidad. El modo de producción basado en la explotación de trabajo asalariado, la apropiación privada de la riqueza y la exclusión de los muchos por una minoría -que bien podría habitar alguno de los fiordos desarticulados del sur de Chile, un barrio cercado de los países centrales, o una luna diminuta del cosmos-, y sus históricas contradicciones internas, ya resulta insoportable hasta para un buen número de villanos. Como ese mismo puñado que concentra como nunca lo que pertenece al conjunto de la sociedad y, pobrecitos, no lo convence la realidad, el dolor de tantos ni nuestras nobles razones, el 2013, una vez más, tendremos que organizarnos creativa y disciplinadamente para precipitar su caída a la prehistoria de nunca jamás. Como la mayoría sobrevivimos al día o morimos por minuto a causa de las crisis cada vez más profundas y sin retorno del capitalismo en su fase madura, esclerotizada y que asesina niños por hambre y munición, y ya no tiene nada más que ofrecer salvo superiores infortunios, patologías sociales y existenciales sin remedio, e irreparable destrucción planetaria, no nos va quedando otra cosa que reunirnos, destronar el miedo y la incertidumbre, hinchar los pulmones e intensificar la indignación. Silenciando nuestras distancias doctrinarias, escrúpulos fomentados por el enemigo y rencillas bíblicas. Si bien los rebeldes, de acuerdo a las cifras de la historia oficial, hemos sido y estado siempre en la crónica de la lucha de clases, pero insuficientemente como para diluir las sociedades de clase, no va quedando más alternativa que imaginar con los pies en la tierra las tácticas particulares, locales y nacionales capaces de subordinarnos a la estrategia de la emancipación integral (no uniforme, lamentablemente no al mismo tiempo, no bajo la misma fórmula). Cada pueblo con sus peculiaridades y todos los pueblos contra el enemigo común: los imperialismos de los Estados corporativos. El 2013 (y no es fatalidad ni predicción malsana, falsa conciencia o puro deseo), ya contiene un variopinto acumulado de experiencias y prácticas transformadoras de los desheredados. Que ya el desarrollo de las fuerzas productivas, la ciencia, la tecnología, el saber humano están en su punto para alimentar, abrigar, cultivar, educar y sanar a la totalidad sin necesidad de los pocos especuladores que organizan la miseria –la insufrible y la llevadera con 15 días de vacaciones al año-. Que por todos los medios a nuestro alcance podemos confundir al egoísmo, desbaratarlo colectivamente, apuntarlo con el dedo en la calle e ir arrojándolo al tacho de la basura histórica. Que no importa de dónde vengas sino a dónde vas. Que sabemos bien qué no hacer para esquivar horrores andados y ahí mismo encontrar las pistas de lo que sí sabremos qué hacer. Que quien se equivoque o lastime a un igual pida disculpas y enmiende con el ejemplo. Que aunque sea con necesaria rabia, bronca, emputecimiento, los de abajo somos primeramente un corazón, un puente, una cabeza que busca a los compañerxs, un complejo de contradicciones que sólo quiere vivir en paz. Que los niños y los viejos primero. No es delirio ni alcohol ni cóctel medicamentoso. El 2013 se viene duro y fuerte, doloroso y transformador. Se viene armado con trabajadores y empobrecidos, mujeres, indígenas, juventud rebelde, palestinos unidos a como dé lugar, cristianos que ponen el pecho del que caminó sobre el mar, gente con dudas, guerrilleros y secretarios de acta de junta vecinal, presidentes y parlamentarios que no pierden la memoria ni canjean compromisos por acomodo o posibilismo; chinos haciendo huelgas, huelgas fabricando vocación de poder, poder popular tejido a punta de asamblea y combate, territorios liberados, redes sociales al servicio de la praxis y la organización blindada. Campesinos, viejos luminosos que ya se pusieron al día o jamás dejaron de alumbrar, niños azules. Canciones de antes y canciones del futuro. Modos combinados y la justicia como condición de la libertad. El patriarcado en bancarrota y la Banca rota. Reunión, alianza, fuerza social que despeja ecuaciones y las cosas de orden cambia. El 2013, a interpretación contemporánea de los anuncios de los hombres de maíz, significa el principio del fin del capitalismo. Cuando sea 1° de enero, no importa dónde estés ni por qué ni con quién. Abraza directo al porvenir.

mercredi 26 décembre 2012

Montevideo 26 de diciembre de 2012 A la opinión pública: Alberto “Pocho” Mechoso

Montevideo 26 de diciembre de 2012 A la opinión pública: Alberto “Pocho” Mechoso un ejemplo de lucha y solidaridad El Ateneo del Cerro quiere por este medio hacer saber a los medios de comunicación, organizaciones sociales y sindicales, población en general. Este viernes 28 de diciembre serán entregados los recientemente identificados restos del compañero Alberto “Pocho” Mechoso. Luchador social secuestrado y desaparecido por el Plan Cóndor en Argentina en Setiembre de 1976. Los mismos serán entregados a sus familiares, nos concentraremos en el Ateneo del Cerro, Grecia 4031, a partir de las 9 hs, para más tarde, a las 13 hs. marchar hacia el cementerio del Cerro. Este compañero, fue encontrado en un tanque lleno de cemento en el canal de San Fernando, junto a más de una decena de luchadores asesinados, entre ellos una mujer embarazada. Se confirma una vez más lo que nuestro pueblo ha denunciado reiterada e incansablemente. El terrorismo de Estado, sus ejecutores, todo su andamiaje reproductor de miseria y garrote para los de abajo se puso en marcha queriendo aniquilar la resistencia, las justas luchas, los anhelos de libertad, los sueños y esperanzas de una vida digna. Han sido sistemáticos los intentos de que no olvidemos y aun así nuestro pueblo ha continuado y continuará luchando incansablemente, resistiendo a la impunidad de ayer y de hoy. El “Pocho” fue un hombre de barrio, trabajador del Frigorífico, digno represéntate de lo mejor de la cultura obrera del Cerro y de La Teja, de lo mejor de los valores de nuestra clase, solidaridad, resistencia, lucha, capaz de conmoverse ante la injusticia y el atropello. No dudo un segundo por entregarlo todo por su causa, la de los de abajo. Es en el nombre de nuestro querido compañero Alberto “Pocho” Mechoso, de su rebeldía, de su odio a la injusticia, su amor a los de abajo, de su entrega humilde y apasionada a la causa libertaria, de su pertenencia a un pueblo que no claudicó, es que debemos recordar y mantener viva la memoria de todos aquellos que lucharon por un mundo de libertad y justicia. Hasta encontrarlos a todos, “No son solo memoria Son vida abierta” Viernes 28 de diciembre nos concentramos a las 9 hs. en el Ateneo del Cerro, Grecia 4031, marchando a las 13 hs. hacia el cementerio del Cerro. Ni olvido ni perdón Arriba los que luchan A T E N E O D E L C E R R O

dimanche 16 décembre 2012

Igualdad, procomún y empoderamiento colectivo

Hay una gran diferencia entre contemplar un entorno natural desde la convicción de que es un bien común (a cuidar y proteger entre todxs) a considerarlo como una mercancía con la que se puede mercadear. Imagínate que a alguien se le ocurre la idea de ‘privatizar el aire’ … ¿Terrorífico? ¿Locura? Lamentablemente, con la fiebre privatizadora de estas políticas neoliberales, no sería de extrañar! La clave para intentar no caer en esta temeridad consiste en asumir que es imprescindible invertir en igualdad para la sostenibilidad y democratización de la vida. Y hacerlo desde el compromiso colectivo con la corresponsabilidad. Lo que hagamos hoy con los recursos, las relaciones que mantenemos y los valores y actitudes que definen nuestros comportamientos, cimentará el modelo de la sociedad futura. Así que urge reflexionar sobre cuál es el legado de capacidades y posibilidades que estamos transmitiendo a las próximas generaciones. Se trata de gestar un cambio desde la base social y para ello es fundamental que las personas se involucren en su propio gobierno y que desde el compromiso negociado colectivamente se establezcan reglas razonables con las que poder crear la manera de producir y gestionar en comunidad bienes y recursos que pertenecen a todos los seres y que en realidad no pertenecen a nadie. Esto es lo que representa el ‘procomún’ o el ‘poner en común’. Elinor Ostrom recibió el premio Nobel de Economía precisamente por su contribución al estudio del modelo de gobernanza del ‘poner en común’, una alternativa a la economía de mercado que integra lo económico, lo ético, lo individual y lo colectivo. Ostrom demostró que aunque la tierra cultivable del mundo, el agua dulce o la pesca son recursos finitos es posible compartirlos sin agotarlos, cuidando de su reproducción. La propuesta de ‘poner en común’ integra un enfoque altamente democratizador de la vida, y lo hace a través de los principios de soberanía, transparencia, equidad, acceso universal, diversidad y confianza. La premisa de partida es que ‘cuanto más compartimos, más se amplían nuestras oportunidades de acceso’ y mayor es nuestra libertad. Las ideas crecen y el conocimiento se multiplica exponencialmente cuando lo compartimos. El gusto por colaborar, cuidar y compartir refuerza la interrelación entre las personas, las necesidades y la búsqueda de alternativas para satisfacerlas. Es ‘la telaraña de la vida’ a la que se refiere Vandana Shiva ; y es también lo que más puede contribuir a mitigar la visión catastrofista que desde la economía ortodoxa se realiza sobre todo lo que no huela a modo de producción capitalista. Pero de nada serviría cambiar el modo de producción si ese cambio no lleva implícito una transformación real de las condiciones de vida, desde la equivalencia humana, esto es, la simetría en el valor entre todas las personas, mujeres y hombres. La producción entre iguales comienza a surgir de iniciativas personales que llevan impregnadas un elevado sentido de reciprocidad, innovación e igualdad en las condiciones y oportunidades que genera. Así pues, la igualdad, tal y como la define Marcela Lagarde, es decir, como principio ético-político, ha de convertirse en el eje transformador del modelo de sociedad.

mercredi 5 décembre 2012

México: La manifestación el 1 de diciembre en los pasos y ojos de Yadira Hidalgo

Estuve el 1 de diciembre en San Lázaro para cumplir lo que consideré un deber cívico: manifestar mi repudio a la imposición presidencial de Enrique Peña Nieto. Me acompañaron mi hermano y mi cámara de video. Llegamos desde Xalapa, Veracruz, al Distrito Federal (un viaje de 4 horas en bus) a las 6 de la mañana, justo cuando empezaron a escucharse las primeras detonaciones de gas lacrimógeno. Había quedado con un grupo de estudiantes de Xalapa de vernos en el metro San Lázaro, el más cercano a la Cámara de Diputados, lugar al que arribaría Peña Nieto a las 9 de la mañana. http://zapateando.wordpress.com/2012/12/05/el-primer-dia-de-la-imposicion-de-enrique-pena-nieto/