vendredi 20 décembre 2013

Vasallaje y servidumbre en el siglo XXI

Vasallaje y servidumbre en el siglo XXI x Belem Grandal De esta manera hablamos de relaciones sociales de servidumbre del siglo XXI, con un sistema capitalista y patriarcal definido por su letal neolibieralismo De conocer algo sobre la historia de la Edad Media comprenderemos los términos que acabo de mencionar en el título de este artículo. Estos dos términos se refieren a un tipo de relaciones sociales de dependencia dominante durante la Edad Media. De una parte el vasallaje como relación social que estipulaba un pacto entre nobles y entre estos y el Rey. Se establece pues una pirámide con vínculos de dependencia en que el nobre de mayor rango otorga un feudo (tierras) por la obediencia y servicio (militar) al señor noble de menor ranto y el señor noble de categoría superior ante el Rey. Sin olvidar las disputas por el poder entre Señores feudales, ya que muchos de los grandes Señores feudales disponían de mayores posesiones que el propio Rey y como consecuencia mayor poder jurídico-administrativo, militar y político entre sus súbditos. También no es posible dejar de mencionar a la alta jerarquía eclesiástica y órdenes religiosas que poseían grandes propiedades. No es que queramos analizar aquí las relaciones sociales de dependencia en la Edad Media pero, si, queremos comparar las relaciones sociales de dependencia en esta época medieval con las actuales relaciones de dependencia para observar con atención las diferencias y similitudes y encontrar aquellas huellas que impiden soltar el lastre y dar por finalizado para siempre un sistema de dependencia y dominación que está impidiendo la libertad efectiva de los seres humanos tanto en su individualidad tanto como ser social. Es así que, además de hablar de relaciones de vasallaje, estipuladas como ya he dicho sólo para las clases nobles, existía otro tipo de relación de dependencia en el que se encuadrava la inmensa mayoría de la población, el campesinado, denominada relaciones de servidumbre. Estas eran las relaciones dominantes, ya que la inmensa mayoría de la población era campesina. El campesino era un semiesclavo aunque no fuese vendida o vendido con la tierra, estaba adscrito a ella y debía cumplir unas obligaciones impuestas por su amo o Sr feudal (nobles de diferente categoría). Los campesinos/as debían cultivar la tierra y entregar al Señor una parte de esa cosecha además de realizar una serie de servicios, incluso prestar ayuda militar. Este noble podía decidir también en muchos aspectos sobre la vida diaria e íntima de sus siervos. Es así que existía un alto grado de dependencia respecto del Sr. feudal pudiendo hablar casi de una semi-esclavitud. Pero ahora queremos encontrar aquellos elementos comunes entre la servidumbre de la Edad Media y las relaciones sociales existentes en el siglo XXI y la nueva servidumbre. Ciertamente en este siglo XXI los campesinos y campesinas son sustituidas por clase trabajadora asalariada pero continúan sufriendo una situación de dependencia respecto de su amo, antes Sr. feudal y ahora Sr. burgués. El gran burgués estipula también unas relaciones de dependencia con la mediana burguesía y esta a su vez con la pequeña burguesía, lo que podemos denominar vasallaje, aunque sin contrato estipulado ni juramento de fidelidad. Del campesino/a a la trabajadora asalariada/o Del Sr feudal (noble de diferentes categorías) al Sr. burgués Se suceden muchos siglos desde la época del Medievo en que evolucionan los tiempos y con ellos los términos, cambian las formas, y las condiciones sociales, económicas y políticas también evolucionan, pero en el fondo las relaciones de dependencia continúan existiendo y consolidándose. Una dependencia que impide la libertad tanto individual como social de los seres humanos para decidir por sí mismos. Una dependencia extensible a los pueblos y naciones subsumidas en la homogeneidad de los Estados negadores de la diversidad nacional y negadores de su riqueza y diversidad social y cultural. La clase trabajadora asalariada es el nuevo siervo del siglo XXI. Esta clase trabajadora debe cumplir un contrato estipulado de manera unilateral por el Sr. burgués en que tienen que desarrollar una serie de tareas para el nuevo amo a cambio de un salario que le permite la subsistencia además de poder continuar a regenerar su clase, perpetuando así el sistema capitalista y por lo tanto las relaciones sociales de poder, dependencia y dominio. Mantiene pues una dependencia respecto del Sr burgués. El amo burgués decide el trabajo que debemos realizar y decide también las pautas, condiciones de su desarrollo, además de decidir sin cualquier obstáculo o principio moral en que momento debemos abandonar su empresa dejándonos sin algún sustento y entrando en muchas ocasiones a formar parte de la lista de excluidas y excluidos sociales. Es pues la dependencia una forma de relación social de poder y dominio que continúa su existencia y consolidación en pleno siglo XXI y que impide cualquier liberación. Esta dependencia tiene que ver con la existencia de clases sociales, burguesía y proletariado. La existencia de una clase que se encuentra en el nivel superior de la pirámida, la gran burguesía capitalista, mediana burguesía y pequeña burguesía. Estas dos últimas rinden vasallaje a la gran burguesía a través de la inestimable colaboración que les prestan, mientras estas tienen asegurado su bienestar y calidad de vida. Podemos ver como a pesar del paso del tiempo, hay elementos que permanecen y otros que se modifican adaptándose a las circunstancias, a la evolución y modernización de los tiempos, de la técnica, de las sociedades, de las mentalidades y de los conocimientos. Sin embargo la fórmula de dependencia se encuentra bien estudiada y analizada por las estructuras de poder económicas y sus leales servidores -gobiernos- para continuar este dominio de las clases poderosas sobre la inmensa mayoría de la población. Las relaciones de dependencia estipuladas en la Edad Media difieren porque en esa época aún no había surgido el capitalismo. Pero si, existían unas clases poderosas, los nobles, que se encargaban de extraer lucros gracias a la explotación en condiciones de semi-esclavitud de los campesinos/as. En el capitalismo continúan existiendo y consolidándose dichas relaciones de dependencia porque son las más idóneas para conseguir el máximo lucro posible de estas clases burguesas gracias a la explotación de la clase trabajadora asalariada. Siempre que existan unas relaciones de dependencia, siempre que exista cualquier tipo de dependencia o dominación jamás será posible hablar de libertad. El acceso a la libertad pasa por dejar fuera el lastre de la dependencia, pasa por la existencia de una moral autónoma que permita decidir por nosotras/os mismos, de decidir como seres tanto individuales como sociales, dejando a un lado la minoría de edad y cualquier tutela de poderes superiores. La dominación, explotación y opresión son expresiones de las relaciones sociales de dependencia existentes entre las clases poderosas y la inmensa mayoría de la población. Hay elementos que permanencen a lo largo de los siglos, pero existen otros elementos que evolucionan por las circunstancias, por los avances de la técnicas, de los conocimientos, por la evolución de las sociedades y mentalidades, y por el surgimiento de unas clases sociales que sustituyen a las anteriores además de otro sistema que acaba imponiéndose y que vendrá a sustituir al feudalismo, el capitalismo. Se adaptan pues las formas de dependencia pero permanecen en el fondo aspectos esenciales que permiten sustentar y perpetuar el poder de unas clases sobre otras. De esta manera hablamos de relaciones sociales de servidumbre del siglo XXI, con un sistema capitalista y patriarcal definido por su letal neolibieralismo, con democracias burguesas en sus gobiernos y en la búsqueda de una homogeneidad social y de una moral heterónoma que encuadra a la inmensa mayoría de la población en un proceso de minoría de edad perpétua. Con todo esto sólo es posigle hablar de una falta total de libertad tanto individual como social de la humanidad en el siglo XXI. La dependencia de la Edad Contemporánea del Siglo XXI, no es más que un tipo de relaciones sociales que se expresa en el dominio, opresión y explotación de la inmensa mayoría de los seres humanos por élites. Quiere esto decir, la dependencia de la clase trabajadora por una clase, la clase burguesa, con el objetivo de extraer el máximo lucro posible. La única posibilidad de perpetuar estas relaciones sociales de dependencia es a través de: – Construcción de una homogeneidad social y cultural que destruya cualquier diversidad enriquecedora tanto individual como social. – Anulando la conciencia propia e introducción de una conciencia superior heterónoma, encuadrando la inmensa mayoría de la población en un proceso de minoría perpétua en que no es posible decidir por sí mismos. – Represión contra la clase trabajadora si las dos primeras no funcionan a través de medidas que restrinjan cada vez más los derechos y libertades de la población. – Proceso de fascistización de los gobiernos para impedir cualquier respuesta de la población o levantamiento contra los poderes establecidos. Y la única posibilidad de aniquilar cualquier relación social de dependencia y por lo tanto la explotación, dominación y opresión es a través de: – Eliminación de la pirámide que divide a la sociedad en clases sociales diferenciadas unas supeditadas a las otras a través de las relaciones sociales de dependencia. – Construcción de una diversidad enriquecedora tanto individual como social para crecer como personas – Creación de una conciencia propia, quiere esto decir, autónoma que permita a la población su integración en un proceso de mayoría de edad con el objetivo de decidir por sí mismos un presente y un futuro en total libertad. – Alcanzar una sociedad en que el único dominio existente sea: La igualdad de todos los seres humanos, equidad en el reparto de la riqueza siempre vinculado a la sustentabilidad de nuestro entorno, solidaridad entre todas y todos, además de la independencia tanto individual como social de los pueblos y naciones, la construcción del socialismo y por lo tanto erradicación del patriarcado uno de los pilares esenciales del sistema capitalista. Entre estas dos posibilidades existe una gran diferencia: En la primera de ellas se estipula un sistema de relaciones sociales de dependencia. Cualquier dependencia tiende a expresarse através de una dominación, opresión y explotación del ser humano por una élite poderosa y así extraer de su trabajo el mayor lucro posible acumulando cada vez más riquezas en unas pocas manos. En la segunda posibilidad tiene necesariamente que ser eliminada cualquier diferenciación social y por lo tanto las relaciones de dependencia se desvanecen con lo que ya sería imposible cualquier expresión de dominio, opresión y explotación. Esto tiene que vincularse directamente con la desaparición de la propiedad privada de los medios de producción y del capital. Esta sociedad tiene que ir construyendo a través de un proceso revolucionario, el socialismo, basado en la liberación total de todos los pueblos y naciones que así lo deseen, liberación así mismo de todos los seres humanos y como consecuencia su independencia que implica dejar al margen tutelas impuestas para decidir un presente y un futuro más feliz.

mardi 3 décembre 2013

Las verdades del ecoturismo en Chiapas

Dolores Camacho Velázquez publicado por Desinformémonos México. Los centros ecoturísticos que operan en comunidades chiapanecas, apoyados por el gobierno, lo hacen bajo la lógica del mercado, lo cual trae destrucción de la naturaleza y de las relaciones sociales. No resuelven el problema de la pobreza, al contrario, crean otros como divisiones, violencia y exclusión. Pero además todo indica que es el inicio de una forma soterrada de privatización de los recursos naturales, porque esos pequeños grupos que cuentan con la autorización para explotar los recursos, en pocos años fracasan, lo que lleva a una etapa de privatización. El turismo siempre fue importante para los planes de desarrollo de los gobiernos chiapanecos, pero a partir del gobierno de Pablo Salazar Mendiguchía (2000 a 2006) se convirtió en sector estratégico para el desarrollo del estado. La Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) y el gobierno del estado, a través de las oficinas de Turismo y de Fomento Económico, con el financiamiento del Proyecto de Desarrollo Social Integrado y Sostenible en la Selva Lacandona (Prodesis)[1] [1] unieron esfuerzos para apoyar el desarrollo del turismo. En el “Proyecto Chiapas Visión 2020” -en operación desde 1998 para impulsar el desarrollo del estado, según sus gestores-, se identifica al turismo como el sector estratégico para el desarrollo estatal y se especifican las acciones necesarias para lograrlo, que incluyen planes para construcción de infraestructura para atraer a más turistas. El plan señala que “su misión es identificar, desarrollar y promover proyectos y/o acciones estratégicas que contribuyan al desarrollo de la competitividad regional, con la colaboración efectiva de los principales autores, actores y beneficiarios del desarrollo, basada en los valores de bien común, subsidiariedad y solidaridad.” El Proyecto fue revisado en 2012, con la participación de los gobiernos estatal y federal, hoteleros y agencias de viajes. No encontramos por ningún lado a los indígenas y campesinos que habitan las zonas turísticas que pretenden explotarse -y perjudicarse, si se piensa en la construcción de infraestructura carretera en sus territorios. Ahí se habla de la creación de centros ecoturísticos sustentables, pero esos conceptos no están definidos para entender claramente sus particularidades. En ese marco se aplicó el Prodesis, uno de los proyectos más apoyados en el gobierno de Pablo Salazar y difundidos por Luis H. Álvarez, comisionado de la CDI durante el gobierno federal de Felipe Calderón. Como resultado surgieron infinidad de los llamados centros ecoturísticos, que en el papel tienen la finalidad de apoyar a comunidades indígenas y campesinas que cuentan con recursos naturales con posibilidad de ser explotados para este fin. Los lugares con aguas y bosques fueron los elegidos. Los proyectos plantean que las propias comunidades se organicen para ofrecer servicios al turismo, y se les ofertan apoyos para la construcción de infraestructura como carreteras, cabañas, hoteles, etcétera, a la vez que se promocionan en el mundo como centros ecoturísticos. Esto atrae a paseantes que buscan la aventura y lo “alternativo”. La integración de las comunidades fue el plus. En un documento presentado por la Red de Turismo de Chiapas Ecotours y Etnias OIT 2008, en un encuentro organizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el mismo año, la Red indica la forma en que las comunidades indígenas que prestan servicios turísticos se integran a la red de prestadores de servicios. Existen agencias de viajes, y algunos de los llamados proyectos ecoturísticos -sobre todo aquellos ubicados en la Selva Lacandona-, en los que se habla de una nueva forma de integración entre sectores sociales, prestadores de servicios privados y gobierno para implementar proyectos de servicios turísticos. Sin embargo, nuevamente son los prestadores de servicios profesionales los principales beneficiarios. No queda claro cómo las comunidades o ejidos se benefician de esos proyectos. Al preguntar en algunos de los centros ecoturísticos sobre la Red, los pobladores indican que sólo saben que hay intermediarios que se encargan de llevarles a grupos de turistas, que cobran por el servicio y son los encargados de pagar a las cooperativas por lo ofrecido. La diferencia entre lo que cobran los intermediarios por los recorridos y lo que pagan a las cooperativas que dan el servicio es enorme, es decir, los menos beneficiados son los que aportan el trabajo y los que tienen el derecho sobre los territorios. Conflictos intracomunitarios Otro tema igual de preocupante son los conflictos que surgen en diversos centros ecoturísticos, incluso aquellos que tienen muchos años funcionando. Uno de ellos es el caso de las cascadas de Agua Azul, donde los beneficiarios -ejidatarios de ejido del mismo nombre- se enfrentan con campesinos de Bolon Ajaw (zapatistas que no aceptan que el río sea explotado con fines comerciales, y mucho menos al proyecto de construcción de infraestructura hotelera que afectará a toda la zona); y con el ejido de Bachajón ( simpatizantes zapatistas miembros de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona), en cuyas tierras se encuentra la carretera de ingreso al balneario y quienes tampoco comparten la visión empresarial de los ejidatarios de Agua Azul. En el conflicto están involucradas autoridades estatales y federales, como la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (administra la caseta de Agua Azul) y la Procuraduría Agraria, que interviene en prácticamente todos los conflictos de este tipo para apoyar a los grupos defensores de estos proyectos. Como sucedió en 2008 en el Caracol de Roberto Barrios, un grupo de habitantes del ejido retomaron el ofrecimiento de Luis H. Álvarez para crear un centro ecoturístico, acción que dividió a la población; después de muchos años de no tener comisariado ejidal por mantener la resistencia, realizaron una asamblea para nombrarlo. De acuerdo con la denuncia de los ejidatarios que se oponen al proyecto, la reunión no cumplió con las normas legales, pero aun así fue validada para dar sustento jurídico al proyecto. La autopista San Cristóbal-Palenque, proyecto del gobernador Juan Sabines, es otro ejemplo en el que las autoridades crean conflictos para imponer proyectos. Marchas, manifestaciones, cierres de carreteras, encarcelados, heridos y hasta muertos son algunos de los resultados; la resistencia logró detener la construcción de la carretera, pero el trabajo de división sigue y las autoridades actuales anunciaron que el proyecto seguirá con algunas modificaciones al trazo original. Indicaron que negocian con comunidades para evitar conflictos, pero si no logran convencerlos se aplicará el derecho que tiene el gobierno de expropiar las tierras. Es decir, los proyectos avanzan con la justificación de que es lo mejor para las comunidades sin importar los conflictos que generan. No hay esfuerzos en la parte oficial por entender que los significados de la tierra en las poblaciones campesinas e indígenas constituyen entramados culturales de gran complejidad. Por esa razón, los proyectos “de desarrollo” que implican el uso de los recursos naturales se convierten en conflictos, pero además propician violencia cuando -como vimos en los ejemplos anteriores-, las políticas gubernamentales intentan destruir tales significaciones. La justificación utilizada por el gobierno es que el principal problema en el medio rural es la pobreza y debe abatirse a cualquier costo, en vez de ubicar que la pobreza existe por la concentración de la riqueza. Señala el periodista Raúl Zibechi que “se ha instalado la idea de que los pobres son el gran problema de las sociedades actuales, ocultando así el hecho incontrastable de que el problema central es la acumulación de capital y de poder en un polo, porque desestabiliza y destruye todo rastro de sociedad”[2] [2]. Como formas de atacar la pobreza se crean proyectos en el medio rural, pero estos van dirigidos en buena medida a destruir lo que aún queda en las zonas rurales indígenas -la riqueza natural- y las relaciones sociales. Ya no se trata sólo de programas de combate a la pobreza focalizados y compensatorios que consisten en dar recursos a la población que se encuentra en la línea de la pobreza; ahora, con un nuevo discurso, se trata de convencer a los indígenas de que su condición de campesinos es lo que los mantiene pobres y les ofrecen recursos y asesorías para que aprovechen los recursos naturales de sus comunidades para crear sus propias fuentes de empleo, como es el caso de los centros ecoturísticos. Exclusión, violencia y deterioro ambiental Al ahondar en la forma en que se organizan los grupos que administran los centros ecoturísticos, nos percatamos de que son unos cuantos los beneficiados, no toda la comunidad. En lugares promocionados como Las Nubes y las Guacamayas, los grupos son muy pequeños, se trata de personas de la comunidad que decidieron arriesgarse con el proyecto. Para ello abandonaron sus actividades campesinas y se convirtieron en meseros, camareros y administradores. En el caso de Las Nubes –ubicado en el río Santo Domingo y al borde de la Selva Lacandona- las cabañas están semidestruidas; no funcionó como el negocio que se les ofreció a los cooperativistas. Por otro lado, los pobladores no beneficiados con el proyecto acusan al grupo de haberse apropiado de tierras comunitarias para explotar el centro ecoturístico. En Las Guacamayas –ubicado en las márgenes del río Lacantún, dentro de la Selva Lacandona- en algunas épocas de año el hotel está lleno pero normalmente no tienen visitas. Esto indica un bajo nivel de ingresos, que hace que los beneficiarios del proyecto no permitan a los habitantes de la comunidad ofrecer el servicio de hospedaje y alimentación a los visitantes, algo que sí hacían antes de ser declarado centro ecoturístico. El problema no es el turismo en sí -incluso los zapatistas lo tienen como una actividad económica en algunos sitios. El problema es pretender que el turismo es la única opción en detrimento de otras formas de vivir en el campo; si el turismo es la única alternativa, el turista se convierte en prioritario, por lo que debe construirse infraestructura para su comodidad sin importar que con ello se destruyan comunidades enteras. Hay otras formas de ofrecer servicios turísticos sin dañar la naturaleza ni las relaciones sociales, y esta opción no crea conflictos porque se ofrece lo que ya existe -las bellezas naturales en su estado actual- y son las comunidades quienes se organizan para tal fin. Los centros ecoturísticos que operan apoyados por el gobierno, lo hacen con lógicas de mercado, lo cual trae destrucción de la naturaleza y de las relaciones sociales. No resuelven el problema de la pobreza, al contrario, crean otros como divisiones, violencia y exclusión. Pero además todo indica que es el inicio de una forma soterrada de privatización de los recursos naturales, porque esos pequeños grupos que cuentan con la autorización para explotar los recursos, en pocos años fracasan, lo que lleva a una etapa de privatización de los espacios a través de convenios con empresas turísticas nacionales e incluso internacionales. Ya hay casos donde hoteleros profesionales manejan hoteles “comunitarios”, como en la comunidad lacandona.

jeudi 24 octobre 2013

Pintar el femicidio

Pintar a mujeres sin brazos, sin piernas, sin cabezas, o con una soga, son algunas de las representaciones que Tania hace para denunciar y mostrar los feminicidios. Tania G. Alcázar es del Istmo de Oaxaca, trabaja en una organización sobre derechos de la Tierra y derechos de la Mujer, es profesora de educación artística y, junto con otros compañeros, mantiene un taller de litografía, serigrafía y pintura en la capital de su estado; en el sur de México. En el país son alarmantes los números de muertes en contra de las mujeres y son aberrantes las formas en que suceden. Desde 1985 van más de 36 mil casos tipificados como feminicidios y hay un promedio de 7 muertes por día, esto tan sólo por citar algunos datos que muestran la magnitud de esta lamentable situación y de la importancia de mostrar y denunciar como lo hace Tania con sus pinturas. No es lo que buscan. Vivir de lo que a uno le gusta no siempre es fácil y Tania tiene esta dificultad: pintar sobre el feminicidio y vivir en la ciudad de Oaxaca en donde hay muchos artistas de renombre que ocupan que atraen los reflectores, las galerías y el mercado. Ella encuentra en las personas que está en un movimiento, en una lucha social, como los que pueden reconocer el valor de su obra y aunque está consciente de que éste tipo de público no puede comprar, ella lo hace para que se difunda. Sabe también que muy poco público valora su obra, pues las imágenes de mujeres violentadas no son algo común o que se quiera tener en las casas, aunque menciona que en una ocasión, en una expo-venta para recaudar fondos para su organización, “llegó una licenciada” que compró una de sus obras que a la postre sirvió para una campaña. Vivir en la capital, en donde hay ciertas firmas de artistas reconocidos, es la otra dificultad, ya que no se abren espacios para las nuevas generaciones. De igual forma las galerías limitan las exposiciones porque hay temas que no son vendibles: “Si quieres exponer en un lugar más conocido, nada más no se puede porque hay que contar con una trayectoria no de tiempo sino de qué tanto hayas vendido” menciona Tania. “Todo tiene que dar un cambio” A pesar de que el tema es fuerte y aunque nadie se detenga para admirarlo o cómpralo ahora, ella lo seguirá haciendo, porque le gusta la pintura y es importante en la denuncia; seguir pintando realidades como el feminicidio y no los clásicos paisajes culturales. fuente : Zapateando

Pintar el feminicidio_Tania G. Alcázar

lundi 7 octobre 2013

Aunque usted no lo crea: Conceden a Nestlé patentes de miles de componentes que produce el cuerpo humano 30/09/13 Por Anastasia Gubin

No solo Monsanto patenta componentes de la naturaleza, como semillas, orientando a los agricultores a comprar sólo aquellas certificadas, sino que Nestlé ahora está patentando componentes propios del ser humano, como la leche materna y otros elementos corporales. Advierten que "es una locura" que se conceda a compañías patentes que se relacionan a la leche materna, células y fluidos La Organización Netzfrauen destacó que el hecho que los productos naturales, ya sean humanos o del mundo vegetal, como las semillas de las plantas, estén siendo patentadas y pasen a ser propiedad de grandes corporaciones es un gran cambio de gestión, que permite sólo a ellos su poder y dominio. Netzfrauen criticó el hecho que la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE.UU. defina a las células humanas como un fármaco, de manera que puedan entrar en competencia de los productos registrados. “Los pechos son de las mujeres y la leche que ellas producen les pertenece”. “La personas tienen sus células madre y sus fluidos tisulares. Una compañía que concede patentes que se relacionan con la leche materna es sólo locura”, destacó en su reporte. El ser humano cuenta con estos productos propios para poder defender el cuerpo de posibles virus y bacterias y otras enfermedades. La leche materna cuenta con proteínas, lactosa, carbohidratos, triglicéridos y la grasa de la leche. Contiene el ácido oleico, que elimina las células tumorales grasos, además de los ácidos grasos insaturados y los ácidos grasos insaturados. Con la lactancia, que en tiempos modernos se redujo a unos seis meses, y que en el pasado llegaba a los dos años, los bebés se mantienen sanos hasta que forman su propio sistema inmunitario y defensas que perdurarán en la vida. “El material genético en la leche materna no puede ser patentado para fines comerciales”, señala Netzfrauen, destacando que tampoco puede disponerse "como una factor adicional a sus patentes existentes”. En el mes de julio, la organización informó que Nestlé tenía 2.000 patentes de componentes de la leche materna. Venta de productos paralelos Paralelamente al cuestionamiento ético de la certificación de productos propios del cuerpo humano, en las redes sociales e Internet surgen negocios al margen de la ley donde son mencionados estos componentes. En fórum femeninos difundidos en Internet, se leen publicidades de productos que se describen como patentados y autorizados por algún Ministerio de Salud y que supuestamente incluyen componentes de la leche materna "patentado". Estos productos vendidos en redes de comercio marginal, son normalmente ofrecidos para prevenir enfermedades como depresión, Alzheimer, cefalea y otros estados no normales, que pueden ser evitados con una sana alimentación desde la leche materna. Ecoportal.net La Gran Época http://www.lagranepoca.com

samedi 21 septembre 2013

jeudi 12 septembre 2013

Devenir y dinámicas moleculares. Apuntes para una teoría de la sociedad alterativa. Primera Parte

Devenir y dinámicas moleculares. Apuntes para una teoría de la sociedad alterativa. Primera Parte. Consideraciones preliminares Raúl Prada Alcoreza :: 12.Sep.13 :: Análisis y Noticias Dinámicas sociales alterativas. Ensayos sobre potencia, creatividad, complejidad y vivir bien Dedicado a Rosario Aquim Chávez, guerrera amazónica. Rebelde y transgresora, en vertida intensidad. En constante devenir. Más allá de las clasificaciones. Primera parte Consideraciones preliminares La institución imaginaria de la sociedad[1] La sociedad, la asociación, el conjunto de composiciones asociativas; este hecho o acontecimiento primordial, que es el relativo a la existencia y formación de sociedades, no es un atributo sólo humano. La zoología, la botánica, la biología, la microbiología, ya dan cuenta de asociaciones animales, de asociaciones de plantas, de asociaciones biológicas, de asociaciones multicelulares. Entonces, en esta perspectiva y bajo esta comprensión, no es la formación de sociedades lo que caracteriza sólo al ser humano; cuando nos referimos a las sociedades y asociaciones humanas, no basta caracterizarlas como tales; es decir, como lo que son, sociedades, sino que es indispensable definir el tipo de sociedades que conforma. En términos generales, se puede decir que, se trata de un tipo de sociedades cuya organización les permite una plasticidad grande en la adaptación y adecuación a los entornos, también les permite la transformación de la sociedad misma a la que pertenecen, así como de su propia organización. En todo caso, debemos hacernos las siguientes preguntas: ¿Hay una estructura primaria de organización, una forma de organización primordial que distingue? ¿Esta estructura primaria da cuenta de las múltiples formas de organización conformadas y por conformar de las sociedades humanas? Revisando lo que se sabe la historia de las sociedades, tal parece que en las llamadas manadas hay un “jefe” de la manada, que parece que puede cambiar de acuerdo a los movimientos de la propia manada; lo que importa no es quién, sino el lugar de referencia de la punta de la manada[2]. ¿La diferencia radica que en las primordiales sociedades humanas no solo aparece el “jefe”, sino una estructura organizativa, correspondiente a la jefatura, una organización “estructurada” por su representación? Hablamos de una organización representada, de una organización imaginada. leer más : http://clajadep.lahaine.org/?p=14680

jeudi 22 août 2013

Entrevista a Pierre Rabhi, campesino, agroecólogo, filósofo, inventor de la idea “Oasis en todas partes” “Todo paso que construya autonomía es insurreccional”

Dany Stive L'Humanité Traducción del francés Susana Merino. Campesino, agroecólogo, filósofo, inventor de la idea “Oasis en todas partes”, fundador de movimientos ecologistas, Pierre Rabhi milita, frente al capitalismo, por el poder de la moderación y la insurrección de las conciencias. Su vida habla por él. En 1961, filósofo autodidacta era OS en una empresa de la región de París. La condición de los obreros le produce una insurrección suave pero radical. “Trabajaba en un lugar carcelario y consideraba que mi vida era más importante que un salario. No hemos nacido para el PBI sino para vivir”. Con su compañera se traslada y se instala en Ardèche. Él, un desarraigado del sur argelino, va a arraigarse en una tierra árida en la que desde 1962, rechazando todo condicionamiento, opta por la agricultura biológica. La “sobriedad feliz”, una utopía encarnada que se convertirá en el título de una de sus obras, es desde entonces su forma de vida. Pierre Rabhi continúa reflexionando y escribiendo: ha publicado una quincena de obras. A partir de 1970 comienza a crear pasantías en agroecología. En 1981, invitado por Thomas Sankara, interviene en Burkina Faso. Sus realizaciones y sus reflexiones traspasan las fronteras. Crea el Movimiento por la Tierra y el Humanismo y lanza el movimiento Oasis en todas partes. Actualmente, a los 75 años, frente al capitalismo predica sobre el “poder de la moderación” , la insurrección y la “federación de las conciencias”. Mientras que los ciudadanos anteponen la capacidad de actuar, él los invita a “retomar el poder sobre la propia existencia y a encarnar una política activa en cada una de las esferas de la vida cotidiana”. leer más en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=172833

jeudi 15 août 2013

¿Qué necesitas?: Las necesidades humanas y las muchas formas de resolverlas

¿Qué necesitas?: Las necesidades humanas y las muchas formas de resolverlas 13/08/13 Por Yayo Herrero, antropóloga "La necesidad de crecer a toda costa ha ido suprimiendo la discusión sobre qué es necesario producir y qué es necesario consumir. Esto no siempre ha sido así, ni tampoco lo es hoy en todas las partes del mundo. A lo largo de los siglos, muchas culturas se han preocupado de dirimir qué es importante, han intentado sobrevivir y buscar la felicidad deseando y consumiendo la menor cantidad de cosas posible.". Extractos de: Cambiar las gafas para mirar el mundo. Una nueva cultura de la sostenibilidad. Coordinado por: Yayo Herrero, Fernando Cembranos y Marta Pascual.* "Resultaría muy sorprendente que un anuncio de televisión sugiriera que te compres algo sólo en el caso de que lo necesites. O que te animara a desear menos aparatos para vivir. O que te convenciera de que es mejor reír en compañía de tus amistades que comprar una serie de psicofármacos. leer mas : http://www.ecoportal.net/Temas_Especiales/Desarrollo_Sustentable/Que_necesitas_Las_necesidades_humanas_y_las_muchas_formas_de_resolverlas

dimanche 4 août 2013

Quiebra del Capitalismo Global?

Quiebra del Capitalismo Global? 22/07/13 Por Ramón Fernández Durán Parece que no podemos entender ya la vida sin Internet, que ha pasado a ocupar casi el mismo lugar que el agua que bebemos o el aire que respiramos. Pero el mundo fantástico del Ciberespacio sólo es entendible con el actual Capitalismo Global y su división internacional del trabajo, y con un consumo de recursos (algunos estratégicos) y energía e impacto ambiental muy sustanciales, pues para nada es inmaterial La fe en la todopoderosa tecnología será de las últimas creencias en caer, lo que quizás no empiece a acontecer hasta que entre en crisis la Sociedad de la Imagen, la Información y la Comunicación, que es la que apuntala todavía los “Dioses” de la Modernidad y crea los mitos de la Postmodernidad. Pero, ¿cómo es posible que pueda entrar en crisis ese mundo virtual e “inmaterial”, la máxima creación de las mentes humanas y de la cooperación entre ellas? Esa verdadera maravilla. A pesar de que llegásemos a aceptar que pueda quebrar el Capitalismo Global, nos resistimos como gato panza arriba a pensar que esta otra espectacular construcción social y tecnológica pueda llegar a sucumbir algún día, cuando parece que se mantiene en el aire y vive del mismo, y cuando ha pasado ya a formar parte de nuestra cotidianeidad. Parece que no podemos entender ya la vida sin Internet, que ha pasado a ocupar casi el mismo lugar que el agua que bebemos o el aire que respiramos. Pero el mundo fantástico del Ciberespacio sólo es entendible con el actual Capitalismo Global y su división internacional del trabajo, y con un consumo de recursos (algunos estratégicos) y energía e impacto ambiental muy sustanciales, pues para nada es inmaterial como hemos apuntado en otros trabajos (Fdez Durán, 2009 y 2010). Y todos ellos van a saltar seguramente por los aires en las próximas décadas, o van a condicionar muy seriamente su despliegue. Es por eso por la que la Sociedad de la Imagen, la Información y Comunicación no saldrá indemne. La pregunta del millón es ¿cuándo ocurrirá? Es difícil de decir, pero muy probablemente entre 2025 y 2050, como fechas tentativas. La del inicio del pico del carbón, y la de su posible caída brusca mundial, tras una larga meseta de declive suave (ver figura 1). Evolución pasada y posible extracción futura mundial del carbón Fuente: Zittel y Schindler (2007) y Heinberg (2009). La dependencia de la generación de energía eléctrica respecto del carbón es tal (el 40% a nivel mundial hoy en día), que irá creciendo irremisiblemente de aquí a 2025, para agudizarse aún más después de esa fecha, lo cual hará imposible mantener la producción eléctrica en sus actuales niveles, con una energía neta declinante, aparte que su coste se disparará (esto está ocurriendo ya). Todo ello afectará de lleno al mundo virtual, pues habrá forzosamente que elegir cuáles de las muchas otras necesidades que requieran de energía eléctrica atender. ¿Iluminación, ascensores, abastecimiento y saneamiento de agua (1), climatización, hospitales, transporte (metros y ferrocarriles, pero también aeropuertos), producción industrial, cadena alimentaria y restauración, maquinaría y cacharrería eléctrica y electrónica y hasta el coche eléctrico (?), p.e., o Aldea Global y Ciberespacio? Con seguridad no habrá suficiente para todos los usos posibles e imaginables, y habrá que optar, al contrario de lo que ocurre hoy en día en los espacios más ricos del mundo, aunque por supuesto no en amplias zonas del planeta, que ya sufren diariamente esta situación con apagones continuos (Heinberg, 2009). Será pues una decisión política, no técnica, el qué hacer con una energía eléctrica declinante y cada vez más cara. Diversos teóricos y escritores ya han apuntado esta posibilidad de quiebra progresiva del mundo virtual, y algunos la han denominado metafóricamente el Error Fatal, por el impacto que tendrá en un Capitalismo Global altamente dependiente para su funcionamiento diario del mismo (Virilio, 2007; Ibarrondo, 2005; Greer 2008 y 2009). Si bien de aquí a grosso modo el 2025, la Aldea Global y el Ciberespacio dejarán ya de ser lo que son en la actualidad, pues su elevado coste se mantiene en gran medida por importantes aportaciones estatales de todo tipo (incluso estratégico-militares: satélites, p.e.) y por un chorro de millones de la publicidad corporativa, que da vida también al Deporte Espectáculo. Sin ellos este mundo no sería posible en su actual configuración, que implica decenas de millones de empleos en los principales Estados. Y es dudoso que ambos se puedan mantener mucho tiempo en su actual cuantía, si es que aceptamos la más que probable viabilidad de los distintos escenarios apuntados. Pero por supuesto que el mundo de la Imagen, Información y Comunicación no desaparecerá, al menos en el corto y medio plazo, aunque sí sufrirá una fuerte contracción, pues hay muy importantes intereses de las estructuras de poder para su mantenimiento. No en vano ese mundo es el que permite la gobernanza de las nuevas Sociedades de Masas; aunque también le suponga un considerable problema al poder las posibilidades de comunicación horizontal, fuera de su alcance y dominio. Pero este “inconveniente” parece cada vez más acotado, después del primer estallido del llamado movimiento antiglobalización, que fue facilitado por las posibilidades de interacción que Internet aportó a esa “nube de mosquitos” (como lo definió The Economist). Además, el Ciberespacio le brinda también al poder nuevas potencialidades de supervisión y control, y las energías individuales y colectivas dedicadas al mismo distraen a una sociedad desestructurada e hiperindividualista de la posibilidad de constituirse en fuerza social real, con capacidad de promover resistencias y cambios sustanciales. Si bien en algunas circunstancias Internet ha cumplido un papel relevante en impulsar y aglutinar nuevas dinámicas sociales al margen y en contra del poder establecido (elección de Obama en EEUU, oposición al pucherazo de Ahmadineyad en Irán, estallidos populares en el mundo árabe: Egipto, Túnez, etc.; aunque también estos últimos han sido potenciados por Al Yazira), pero asimismo ha sido utilizada a favor de opciones “neofascistas” (Tea Party, p.e.). Es pues un arma de doble filo, que para nada hay que minusvalorar, pero que es preciso situar en su justo término. Por último, decir que elementos estratégicos que hacen viable el funcionamiento de la Sociedad de la Información y Comunicación, pueden resultar muy difíciles de mantener y substituir en el medio plazo. Por ejemplo toda la red de satélites que permite su actividad y que son claves también para la operación de sistemas como el GPS. El coste de reposición de esos satélites (de vida limitada) se disparará con el declive energético, y cada vez será más costoso el mantenimiento de dicha superestrucctura espacial. EEUU ya está abandonando la carrera espacial ante el coste inmenso que le supone, la propia UE es cada día más incapaz de mantener los plazos y las inversiones necesarias para garantizar su proyecto Galileo (que pretende competir con el GPS estadounidense), y eso antes de verse zarandeada por la Crisis Global y del euro. Y los nuevos actores emergentes globales que se han lanzado locamente a la carrera espacial también, se encontrarán dentro de poco con las mismas limitaciones, sobre todo cuando se profundice la Quiebra del Capitalismo Global. La conquista del espacio habrá sido pues el Sueño de una Noche de Verano, una muestra más de la extravagancia alcanzada por la Sociedad Industrial, en la larga Historia de la Humanidad sobre la Biosfera. (1) En los países desarrollados el ciclo del uso del agua es uno de los principales consumidores de energía, siendo en ocasiones el segundo sector consumidor, superado únicamente por el transporte (Estevan, 2008). EcoPortal.net Extraído de EL INICIO DEL FIN DE LA ENERGÍA FÓSIL: UNA RUPTURA HISTÓRICA TOTAL Ecologistas en Acción

lundi 29 juillet 2013

Una comunidad en Dinamarca, con 85 adultos, 56 niños y 416 hectáreas de terreno se autoabastece alimentaria y energéticamente.

Una comunidad en Dinamarca, con 85 adultos, 56 niños y 416 hectáreas de terreno se autoabastece alimentaria y energéticamente. Una comunidad en Dinamarca, con 85 adultos, 56 niños y 416 hectáreas de terreno se autoabastece alimentaria y energéticamente, y no sólo eso sino que también se autoabastecen de agua, tratan sus propias aguas residuales, tienen una clínica de tratamientos alternativos y aceptan visitas guiadas y conferencias, y mucho más. http://www.svanholm.dk/ A 55km de Copenhague, se reúnen mensualmente para tomar decisiones conjuntas sin recurrir a las votaciones. Personas de diferentes nacionalidades, cualificados y no cualificados e incluso jubilados. Navega en la web traducida a castellano a través de este enlace: http://translate.google.es/translate?hl=es&sl=da&u=http%3A%2F%2Fwww.svanholm.dk%2Findex.php%3Fid%3D71&prev=%2Fsearch%3Fq%3Dhttp%3A%2F%2Fwww.svanholm.dk%2Findex.php%253Fid%253D71%26biw%3D1024%26bih%3D608

samedi 27 juillet 2013

400 millones de niños esclavizados, un holocausto del que políticos y poderosos no hablan

400 millones de niños esclavizados, un holocausto del que políticos y poderosos no hablan Publicado miércoles, marzo 07, 2012 por La Verdad Oculta comentarios 14 En 2008 hicimos algún comentario sobre la ONG Save the children (Salvar a los Niños) que acababa de publicar un informe sobre el trabajo infantil, y la esclavitud doméstica de los niños y niñas. La introducción del trabajo ya producía escalofríos: pero una observación, en solo 5 años los niños esclavos han aumentado su número de 218 millones a la actual cifra de 400 millones. De edades comprendidas entre los 5 y los 17 años. Más de la mitad de ellos, unos 136 millones, realizan trabajos peligrosos y unos 10 millones y medio se ven atrapados en las peores formas de trabajo ilegal, degradante y peligroso, en condiciones consideradas como esclavitud. El aumento de niños esclavos sube en progresión geométrica, según los organismos internacionales formalistas y nuestra experiencia. Ningún partido político en ninguna parte del mundo hasta ahora, los ha tenido en cuenta, más que de pasada. O demagogia. Texto completo en: http://www.laverdadoculta.com.ar/2012/03/400-millones-de-ninos-esclavizados-un.html

mardi 23 juillet 2013

Manual de Agroecología

Manual de Agroecología De gustavoduch en 10 julio 2013 | 13 comentarios La Fertilidad de la Tierra. Junio 2013. Sembrando Tempestades. Gustavo Duch Cuando tenga decidido ponerse a cultivar, el primer año se recomienda sentarse dos veces al día frente a la tierra escogida. Observe atentamente como los rayos del Sol inciden en las primeras y en las últimas horas. Anote donde los pájaros gustan de picotear y si algunos anidan cerca. Sienta los olores que desprende la tierra en primavera y los compara con las fragancias del invierno. Un año completo para creer en la tierra y su infalibilidad. Un año para sentirse a gusto con ella y entenderla; nada más. El segundo año, o quizás un poco más, será fundamental y Usted demostrará generosidad para con la tierra. Sin pedirle nada de nada es el momento de abonarla con la mejor materia orgánica disponible, bien compostada, al dente. A diferencia de los fertilizantes químicos que microasesinan la vida que la tierra guarda, los abonos naturales son inversiones que no agotan ni se agotan. Tenga en cuenta, además, que numerosas experiencias han demostrado científicamente que disfrutar en este proceso mejora significativamente los resultados. CertifDurante todo este tiempo es probable que muchas personas -y algunas con gran experiencia- al pasar por su futuro huerto se rían de sus métodos y le digan que está perdiendo rentabilidad. Se recomienda entonces abrir largos diálogos con ellas para compartir su proyecto, en el que las ganancias serán alimentos sanos, salud para la Naturaleza y activación de las economías y los afectos locales. No es fácil pero de nuevo, nos consta, que siempre es posible. Finalmente llega el momento de iniciar los cultivos que siempre atenderán a las necesidades de su hogar y de la población local. No es el momento de tener grandes expectativas, sino cuidado y paciencia, porque como cualquier otro embarazo, ella –la tierra- todavía necesita más que usted. Agua, Sol y su presencia confiada y atenta son los nutrientes requeridos en esta fase de gestación. Es más tarde cuando, en un momento impredecible, la tierra se revuelve, toma fuerza y, sin que se sepa cómo se inicia un intercambio solidario entre ella, la tierra/Tierra, y nosotros, sus semejantes. Así lo explica Vicent Bordera, hacedor de muchas huertas y muchos más hortelanos y hortelanas. «Hay que aprender a respetar antes que a exigir. Lo demás, viene todo rodado. No temas, tendrás producción y será sana. No será exuberante, pero asombrosamente constante. Superará los inconvenientes climáticos; plagas y enfermedades serán problemas ocasionales de los que te podrás desprender con facilidad. Y sobre todo tú, tú te sentirás una persona con más vida» —-Olvidarnos de cómo cavar la tierra y cuidar el suelo es olvidarnos de nosotros mismos. Mahatma Ghandi—–

lundi 15 juillet 2013

test -- tito

mardi 2 juillet 2013

De Atenco a las tierras del sur de Francia

De Atenco a las tierras comunes del sur de Francia

De Atenco a las tierras comunes del sur de Francia El siguiente relato acerca la visita de los luchadores sociales Ignacio del Valle y Cayo Vicente, miembros del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco, a distintos lugares del sur de Francia, donde expusieron la situación en sus pueblos, y escucharon historias locales de autonomía y autogestión. Jean-Pierre Petit-Gras Toulouse, Francia. « Aquí también, en Francia, nos pasó lo que ustedes nos están contando de Atenco… Hace 100 años, en 1914, a estas tierras llegaron los gendarmes, y se llevaron a los jóvenes. Para que se fueran a morir en las trincheras, en batallas absurdas y horrendas… Los pocos que regresaban sanos y salvos a los pueblos no alcanzaban ya a abastecer los mercados con su trabajo. Además, los precios de sus producciones habían bajado. Tenían entonces que cambiar sus formas de cultivar. Había que invertir en maquinaria, abonos, pesticidas y demás venenos. La misma industria que había producido carros blindados y gases de combate ahora vendía tractores e insumos químicos. El ferrocarril, el automóvil, y después las autopistas, la publicidad y la atracción de la vida urbana, el modernismo y el progreso, el menosprecio y las burlas con respecto al arcaísmo de los ‘nacos’ o ‘palurdos’ (en francés la palabra es cul-terreux, o sea « culo embarrado », o bouseux, es decir ‘cubierto de boñigas’), acabaron con lo que quedaba de la vida rural: pueblos apoyados en tradiciones sociales (trabajos colectivos, ayuda mutua, terrenos comunales) y conocimientos campesinos compartidos (tanto sobre plantas y animales, técnicas de cultivo, como acerca de la forma de vivir y relacionarse…). « Por supuesto, no todo era ideal en aquellos tiempos. Ni tampoco en los siglos anteriores. Porque en muchos lugares imperaba ya un sistema feudal, que había logrado instalarse en amplias regiones, aprovechando los estragos de las guerras promovidas por realezas e iglesias, de invasiones, cruzadas y agresiones coloniales… Y al derrumbarse el feudalismo, a finales del siglo XVIII, no llegaron la libertad, la igualdad, y tampoco la fraternidad, sino la propiedad privada, nuevas guerras, y el auge de la minería, las manufacturas, la aceleración de los éxodos… « Así quedó transformada la vida de nuestros abuelos. Una transformación llamada « progreso », pero a través de la cual las sociedades humanas se olvidaron del significado de palabras como « autonomía », « dignidad », « solidaridad » y « justicia »… Por todo eso la resistencia frente a la destrucción de nuestro mundo ha sido, y sigue siendo relativamente débil… » Esas palabras fueron las que pudieron escuchar Ignacio del Valle y Cayo Vicente, miembros de la comisión del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco, recibidos en distintos lugares del sur de Francia, donde expusieron la situación en sus pueblos, donde desde hace 12 años los ejidatarios de los cinco pueblos del municipio situado en la orilla oriental de lo que fue el gran Lago de Texcoco, tienen que hacer frente a la embestida de los megaproyectos capitalistas. Hablaron ante numerosas personas, muchas de las cuales estaban ya enteradas de la resistencia, en los años 2001 y 2002, frente al decreto expropiatorio destinado a imponer la construcción de un aeropuerto nuevo en San Salvador Atenco. Un proyecto destructor contra una de las últimas « manchas verdes », una de las pocas regiones con tradición rural fuerte en los alrededores de la Ciudad de México. Recordaron la brutal represión del año 2006, los asesinatos y las violaciones, tantos crímenes perpetrados por miles de uniformados, mandados y encubiertos por los gobiernos de los niveles municipal, estatal y federal, en los que participaban representantes de los tres principales partidos políticos, PRD, PRI y PAN. Y cuyo máximo responsable, como muy bien lo expuso Trinidad Ramírez en los encuentros del Castillo de Chapultepec promovidos por el poeta Javier Sicilia, es el ex gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto. Un personaje que hoy es presidente de la República Mexicana. Explicaron cómo en la actualidad vuelve la ofensiva de las transnacionales y el Estado. Detallaron las maniobras de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la reactivación del proyecto de aeropuerto, apoyado en la construcción de una « ciudad futura ». Evocaron las divisiones creadas por la oferta y entrega de dinero, la destrucción del tejido social, el auge de la delincuencia. Y la amenaza contra el futuro de las comunidades… ¿Cómo vivirán nuestros hijos cuando hayan desaparecido el dinero, la tierra y la vida comunitaria? Hablaron, entre comentarios, comidas, visitas y muchas canciones compartidas, del amor a la tierra, a su gente, a la cultura popular, a la vida. En regiones como el Larzac, donde hace 30 años una valiente resistencia campesina consiguió desbaratar el proyecto de extensión de un campo militar, visitaron lugares donde se cultivan tierras y se crían animales con métodos tradicionales, respetuosos de las personas y la naturaleza en general. Los atenquenses fueron recibidos en tierras comunes, como La Fontié, a unos 50 kilómetros de Toulouse, donde los habitantes pretenden luchar precisamente por la reconstrucción de « una vida basada en el respeto y la solidaridad, la alegría y la autonomía alimentaria y cultural », y rechazan tanto « la propiedad privada como las relaciones jerarquizadas ». Una labor todavía incipiente, pero que encuentra la simpatía y el apoyo de un sector cada vez mayor de personas y grupos que entienden « la necesidad de romper con el capitalismo de una manera concreta y directa. » Y que buscan « desertar la condición de asalariados de la industria, la administración, el sistema mercante, la alienación en el trabajo y el consumo, el aíslamiento y la soledad, cada vez mayores ». Un participante mexicano comentó que en la región de Toulouse decenas de miles de trabajadores, obreros, técnicos e ingenieros, laboran en empresas que se dedican a fabricar y vender armamentos, en particular aeronáuticos y espaciales, así como sistemas de detección y control de poblaciones. Una actividad lucrativa, que implica por ejemplo estrechas complicidades con los gobiernos corruptos de muchos países (recordemos las relaciones entre el « año de México en Francia » y el grupo militar-industrial SAFRAN, las compras de decenas de aviones AIRBUS por la compañía INTERJET, dirigida por Miguel Alemán, nieto del presidente federal e hijo del ex gobernador de Veracruz). Las universidades científicas y las escuelas de ingeniería se dedican igualmente a la promoción de esas actividades sofisticadas y mortíferas, y buscan pintarlas ante una juventud desamparada con los colores del desarrollo (llamado a veces « sustentable ») y la « ineludible » artificialización de una vida cada día más transformada en mercancía. A lo largo de su recorrido por estas tierras, los representantes del FPDT pudieron comprobar y apreciar que en estos lugares, tratándose de verduras, legumbres, tés medicinales, vinos y cerveza, queso o carne, « se come y se toma lo que se produce », o sea « se están dando pasos hacia la recuperación de la autonomía alimentaria ». « Y esto es resistencia », comentaron. De hecho, en un país donde menos del tres por ciento de la población activa trabaja en el sector del campo, estos pasos son importantes. También escucharon testimonios acerca de la resistencia de familias y grupos del Testet, opuestos a la construcción de una represa destinada al riego de cultivos industriales de maíz, pero que destruirá los humedales. Y por fin la voz y los sueños de quienes empiezan a tejer nuevos lazos solidarios en colonias, barrios y casas « okupadas » de la ciudad de Toulouse, a través de la creación de una «cooperativa integral ». Libertad para Alberto Patishtán En todos los pueblos y tierras que visitaron, los enviados de Atenco hablaron de la situación de los presos políticos en México. En particular, expusieron el caso concreto de Alberto Patishtan, y sacaron pancartas para exigir la libertad inmediata del maestro tsotsil simpatizante de la Otra Campaña del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, encarcelado con un pretexto falso desde hace 13 años… En cada lugar, los asistentes se comprometieron a pedir su liberación, dirigiéndose en este sentido al Primer Tribunal Colegiado del Vigésimo Circuito con sede en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, que estos días precisamente debe pronunciarse sobre el caso Patishtán… Rumbo a Notre-Dame-Des-Landes Después de su paso por nuestra región (en el último departamento, el de « Ariège », tuvo lugar en el siglo XIX una larga y obstinada rebelión campesina, llamada « Guerra de las Señoritas »), los representantes del FPDT saldrán para Notre-Dame-des-Landes, en la región de Nantes. Un pueblo cuyas tierras, desde hace varios decenios, son amenazadas por un proyecto de aeropuerto, y en el que cientos de jóvenes han construido una ZAD (Zona que Defender), donde habitan y cultivan, y hacen frente con valor a una brutal represión. Nacho del Valle y Cayo Vicente nos dejan, cerca de cinco años después del recorrido que hizo por las mismas tierras Tata Juan Chávez Alonso, un recuerdo entrañable. Una lección de auténtico humanismo. De esa humanidad que sigue latiendo en la cultura y las luchas de los pueblos indígenas y campesinos de México. Y es algo que puede aportar, en estos tiempos de deshumanización terrible y generalizada, una valiosa contribución al despertar de la lucha por la tierra, la dignidad, la autonomía y la justicia en muchos rincones de nuestro país. 27 de junio de 2013 Publicado el 1 de julio de 2013 Publicado por Desinformemosnos

samedi 15 juin 2013

Biopolítica del poder y biopolítica hacia el no poder

Biopolítica del poder y biopolítica hacia el no poder Por el Profesor J La pugna histórica entre la fe y la razón, el determinismo divino Vs. el determinismo de la objetividad «científica», no eran más que máscaras ideológicas para cubrir la verdadera pugna entre dos modos de producción, feudalismo y capitalismo. Como ninguno de esos modelos de vida nos interesa, entonces tampoco aceptamos sus paradigmas, todos ellos pegados, como moscas en el matamoscas, al estado como demiurgo, el leviatán, mientras arrojan en todas direcciones sus ráfagas de teleología, el futurismo como sentido: unos el cielo y otros la utopía. Los religiosos dicen que el presente es sufrimiento y el futuro es el cielo, los estatistas dicen que el presente es de lucha y el futuro es nuestro. Ambos preconizan el sacrificio y la muerte por el «ideal» de futuro, donde los jefes mandan y no obedecen. Para mandar deben instalar los códigos y coordenadas de mando en la gente, pero como no pueden hacerlo en el cuerpo (aunque ya están experimentando con las famosas tobilleras o pulseras con GPS y aún con microchips que se injertan bajo la piel), lo hacen en la mente con argumentos, miedos, tergiversaciones, demagogias, educación, mentiras, medios de comunicación. En todos los espacios del mundo de la vida llegan por decenas y cientos, permanentemente, por todos lados, como emboscadas a la vuelta de la esquina, los vendedores de ilusiones. Tocan a tu puerta o meten el panfleto por debajo, te acorralan y persiguen, te desnudan y vuelven a vestir, algunos son pagados por la coca cola o entel y de improviso percibes que se trata de un plan de celular o blackberry y ya no se nota el perfil de diferenciación entre la propaganda política, comercial o religiosa. Todo es manipulación mental y subliminar. Todos apretando y soltando los botones-mecanismo instalados desde la escuela para que la mente acepte las direcciones de la heteronomía y sea el agente policial que controla y reprime la autonomía corporal del instinto y la libertad. Las formas de manipulación mental (antes de que entremos a analizar el juego de tensiones y contradicciones entre la mente y el cuerpo, que es por donde circula el biopoder y la biopolítica) han llegado a convencer a un sector «conciente» de los oprimidos de que la libertad es mantener a las personas separadas viviendo en la falsedad ilusoria del libre albedrío, o sea, puedo moverme, caminar y escoger caminos, por más que el poeta ha cantado que se hace camino al andar y ellos mismos toman la frase, la cantan, la escriben, la exiben en carteles y la pisotean para que no se haga en la realidad, ya que de modo extraño ellos se aferran a caminos predeterminados. La búsqueda de la libertad, según ellos, es una escalera llamada estrategia, que tiene escalones llamados «tácticas» y que deben sumarse uno tras el otro o todos juntos, pero sumados detrás del jefe que gritará «libertad» en el micrófono y todos llorarán de emoción. Hay un apelo oportunista a las emociones. Los religiosos hacen cantar a los niños aunque no entiendan lo que dicen. Recuerdo que un niño preguntó por qué se decía «porfía», con flores a porfía, y el cura respondió que eran muchas flores, por todos lados. Después cantar lo mismo, luego otro, salen libritos con canciones, la porfía está en las estampitas, escapularios, medallitas, velas y un sinnúmero de símbolos y objetos que permiten entronizar (interiorizar) muchas veces de modo no consciente, los contenidos y estímulos condicionados como la campanilla del perro de Pavlov, que violó (Pavlov, no el perro) las reglas secretas de la ciencia «oculta» y reveló al mundo el misterio de la manipulación mediante la instalación en el sistema neural, la red de nervios del cuerpo, de reacciones a nuevos estímulos inducidos a voluntad por el sujeto externo. Para neófitos, Pavlov tocaba la campanilla cada vez que daba comida al perro (lo que me recuerda las frases que se leen igual desde el comienzo y desde el final, como «Anita lava la tina» o «Dábale arroz a la zorra el abad», y dígame usted si esta última frase de la Edad Media no le recuerda a Francisco de Asís, que se fue al bosque a vivir con las comunidades alternativas que crecían como callampas por todos lados por siervos fugados y objetores de conciencia que escapaban por miles con sus familias para no ser llevados al matadero del colonialismo), por lo que el perro soltaba saliva y bababa (repíta «bababa» en voz alta varias veces) sin ver comida ninguna, sólo ante el sonido, aunque en lo personal no me cabe duda que el perro soltaba el chorro cuando escuchaba en el bosque el ruido de una rama pisada por un ciervo o jabalí. Todos los que estudiaron sociología y sicología, así como la gente que sabe muchas cosas, conocen del experimento en estados Unidos de unos estudiantes que sacaron un cuadrito de película en un cine y en su lugar pusieron «beba coca cola», o rica coca cola (si tiene tiempo repita en voz alta varias veces «poca coca cola»), o algo así. Como el cerebro registra solamente una cierta cantidad de imágenes por segundo, ese cuadrito aislado no fue detectado por nadie y pasó limpiamente hacia la psique de los espectadores estimulando a la gente a comprar esa bebida en el intermedio y a la salida. Los días que el cuadrito se colocaba, aumentaba la venta de la coca cola más de 30% y cuando se retiraba volvía a su promedio. Al repetirse el experimento, volvía a subir la venta. Se trataba pues de un resultado inducido, donde no es relevante el nivel de conciencia del sujeto conejillo de indias que se bebió el refresco, pues el estímulo se instaló adentro y viene directamente de allí en la forma de deseo, ganas, apetencia y a veces, de forma tan inocente que llega a dar ternura, nos dicen «tengo sed». Nunca ha sentido «sed», ya que es un estímulo parecido, una gana introducida en el sistema de impulsos que portamos y que no funciona en base a los comandos mentales que enviamos a nuestro cuerpo, sino mediante los tirones de hilo a la marioneta que hace el sistema. La TV que promueve porquerías para los niños que salen babando para probar o degustar el coso aquel con sabor de pirulí o mantinga o dialasina o marabula, o el dulce con orejas de conejo o trompa de elefante, que genera una «escuela» en el hogar donde la madre o el padre «inocentemente», para calmar el friterío del griterío, compran el artilugio para el regalón pesado tal por cual, instalando en el hogar dulce hogar la práctica desenfrenada del consumismo que hará de ese antiguo regalón el actual narco en moto o auto de lujo. Ahora vuelva atrás y en vez de leer dulce para el chico, lea candidato. Ya habiendo masticado juntos usted y yo alguna cosa de la mente, veamos como ella intenta mandar al cuerpo y lo hace pebre. El cuerpo no puede andar por ahí así nomás, usted va a pensar mucho y organizar cada minuto de su tiempo antes de sacarlo a la calle a caminar o hacer alguna cosa, como poniéndole correa al perro. Usted hasta llega a parecer un dios, un ente, un espíritu caminante, que se ha introducido en ese cuerpo y poco o nada ha intervenido en su crecimiento o formación, de allí que las corrientes ideológicas que hablan de la reencarnación pueden hacer su agosto, como los gatos en el tejado caliente. Un espíritu que pasa de un cuerpo al otro de una vida a la otra, lo que refuerza el papel secundario del cuerpo, un mero receptáculo para contener el espíritu, que obviamente usted no ve y sólo puede «captarlo» a través de su mente, donde ya hemos visto se pelean las corrientes para arrastrarnos detrás de su trampa de ratones. Nadie conoce a un dios, sólo se lo meten en la cabeza a los niños que al final terminan «creyendo» en la existencia de ese ser superior, lo que permite justificar la verticalidad, la jerarquía y el autoritarismo de la sociedad que aniquiló la vida en común. Las canciones a la virgen llena de porfía de flores, velas y demás se graban a fuego y aparecen una y otra vez en la memoria de la víctima de la manipulación, cumpliendo la misión de evitar que abandone la «creencia». Lo mismo pasa con los partidos y militancias orgánicas, de modo que si aún le queda tiempo, vuelva atrás y lea lo de los espíritus y la porfía como que fuera el partido o la ideología y verá que los mecanismo son los mismos, sólo que unos dicen que es «fe» y los otros dicen que es «conciencia», escondiendo las manos donde portan las jeringas con las cuales están inoculando el veneno ideológico a las víctimas de la demagogia de la lucha por el poder, que no son nuestros compañeros en la tarea de cambiar el mundo, pues se instalan en la burocracia del poder y sólo viven para ellos. Nos llaman traidores o amarillos, pero ellos lo son, pues toman el poder y administran el capitalismo con más celo que los propios empresarios, son más papistas que el Papa. Michel Foucault escribió un librito que toca algo del asunto, Microfísica del Poder, que va presentando en diferentes escalas de arriba-abajo como actúa este asunto en cada nivel, por lo que lo recomendamos. Sin embargo antes de ello tal vez sería prudente leer otro libro del mismo autor, donde se pueden ver algunos elementos interpretativos que Foucault utilizó para analizar el poder, claro que con una mirada estructuralista, pero más próxima al antagonismo que el estructuralismo marxista de su contemporáneo Althusser, el maestro del desviacionismo marxista que siguió Marta Harnecker, que contribuyó fuertemente en la Surda y sus seguidores hoy día dedicados a la constituyente desde «lo social», haciendo abstracción que sea dirigido por partidos, por ejemplo, es divertido ver como denominan a la CUT chilena de «movimiento social» , para unificarlo con el «movimiento estudiantil», donde el presidente de la Fech apoya abiertamente la candidatura a diputados de miembros de su organización que llaman de «izquierda autónoma». El libro de Foucalt que recomiendo ver antes de la microfísica y que permitirá entender mejor las falacias del autonomismo (que como paradigma asesina la autonomía), es «Las palabras y las cosas», donde el autor se adentra al interior del lenguaje y la lingüística sorteando las prisiones ideológicas y evadiendo el carácter formal descriptivo-positivista de las escuelas lingüísticas como la de Viena o de Suassure (o como se escriba), tan caras a ciertas vacas sagradas como Humberto Eco, mostrándonos otra manera de introducir el bisturí analítico en diversos temas, entre otros, el poder. De allí que otro lingüista de tanto renombre como Chomsky, haya asumido y continuado profundizando a Foucault dando certeras estocadas que atraviesan las palabras sin enredarse ni ser capturadas por ellas en su función de instrumentos de control societal, para desplegar los contenidos más allá de la estrechez de los continentes, es decir de las palabras como portadoras de sentido, muchas veces convencional, como el idioma castellano y sus primos portugués, gallego, catalán, francés, italiano y rumano, son derivados de un idioma dominante y sumamente autoritario, el latín. La metodología analítica de Foucault, de atravesar y sortear las redes de pescadores de las palabras (también del sofisma y de los discursos demagógicos), es la que permite trabajar mejor la comprensión de la problemática del poder y aún del biopoder, es decir, de éste hacia los cuerpos, como ejercicio concreto de la biopolítica. De allí tenemos que en el campo derivado de la experiencia de la Autonomía Obrera Italiana se recoge el guante y se rehabilita a Marx que había sido severamente pisoteado por el revisionismo de Palmiro Togliatti, surgiendo de allí el llamado «subjetivismo italiano», que recupera la importancia del sujeto por sobre la estructura, así como la subjetividad como producción de sujeto que va más allá de la limitada «objetividad científica» que determina rumbos obligatorios a los que debe someterse la razón. No hay duda de la notable influencia del existencialismo sartriano y del situacionismo de Guy Debord en esta corriente del subjetivismo que destaca a Toni Negri, pero que lanza a las profundidades analíticas a sólidas personalidades como Paolo Virno y a Lazzarato. Este último trabaja el «acontecimiento» como punto de partida analítico y lo diferencia de la «situación» de Debord. Interesa analizar a Virno, pues siguiendo la brecha analítica abierta por Foucault, nos lleva a través de las palabras de vuelta a las cosas o a las acciones, pero, más aún, al propio proceso de constitución de la individualidad. Veamos como lo hace en su libro llamado «El verbo hecho carne» donde toma las reflexiones de un filósofo francés prácticamente desconocido, Simondon, que sostiene que el proceso de individuación (moldeamiento de la individualidad) contiene un elemento transindividual, que percorre en común transversal y horizontalmente a cada uno de esas individualidades, que Virno adjudica en el caso de la política a la democracia directa, lo que aparece como sumamente razonable como contexto y dinámica relacional, sin embargo el propio Virno deja entrever que esto es más profundo y se puede concluir que lo transindividual, que recorre e influye en el proceso de individuación, es el instinto de lo común, que es atávico, pues viene en los genes desde la horda y la comunidad primitiva, que no ha conseguido quebrar la historia de la propiedad, del patriarcado y el poder, que destruyeron la vida en común para instalar la sociedad de personas separadas. No se ha quebrado el instinto de lo común, pero se ha arrinconado, se ha cohibido o inhibido, no se expresa en medio de la vorágine y hábitos de la sociedad individualista, porque no tiene donde hacerlo. Por eso la importancia de que las personas puedan hacer el máximo de vida en común, compartir, producir juntos, consumir en conjunto, etc, para que el instinto de lo común tenga donde y como aflorar y expresarse. Así a la biopolítica del poder oponemos la biopolítica hacia el no-poder, espacios donde el poder-sobre ya no obliga el poder-hacer, que se expresa mediante el despliegue de la potencia, la libertad y la creatividad, lo que evidentemente es recuperar el sujeto como eje de los análisis, antes que las estructuras. Si desea profundizar estos temas, entre en contacto, que estamos preparando nuevos talleres. Abrazos Jaime Yovanovic Prieto (Profesor J) Universidad Libre ulibre.net unlibre@gmail.com http://clajadep.lahaine.org

mardi 21 mai 2013

En algún lugar… La nueva internacional

En algún lugar… La nueva internacional por Laura M. López Murillo Miércoles, 22 de Mayo de 2013 00:07 En algún lugar… La nueva internacional En algún lugar del desencanto, donde se registran todas las atrocidades cometidas en la faz de la Tierra, se detectó la expansión incontenible de un virus corrosivo y flagelante que destruye las moléculas de la condición humana... Al margen de la aldea global y en un recinto blindado contra los dogmas se reunieron los científicos, los sabios y los expertos para determinar el momento exacto en que incluyó el odio a las diferencias en la lista de los patrones culturales. Los geógrafos examinan la cartografía de las furias irracionales, los historiadores revisan las crónicas de la maldad, los arqueólogos examinan los vestigios del castigo, los médicos analizan la anatomía de la violencia, los antropólogos observan las manifestaciones del rechazo, los expertos en el lenguaje redefinen la extensión del pronombre “nosotros” y los poetas se afanan por encontrar la otredad perdida. No se sabe a ciencia cierta cuándo, cómo, dónde y por qué surgió el parámetro que divide a la aldea global en categorías decadentes; tampoco es posible atribuir la autoría del canon de la discriminación a un solo personaje. Lo que es un hecho comprobado es el avance incontenible de los odios sociales, tendencia retrograda que extermina los ideales de la contracultura del siglo XX porque la tiranía de los estigmas es un flagelo social que no disminuye, ni se atenúa; al contrario, tiende a expandirse y arraigarse en las nuevas generaciones. Entre los primeros resultados del cónclave de los sabios figura la secuencia en la lista negra de las causas para la exclusión, el repudio y la violencia: inicia con las razas y el origen, el género, las creencias y los cultos; continua con las orientaciones sexuales, el estrato social, los autores preferidos, el poder adquisitivo, la ideología política; los rasgos recientemente incorporados al infame listado son la obesidad, la vejez, la migración ilegal, la obvia vulnerabilidad. Pero el indicador más alarmante es la dispersión en el margen de la edad: la capacidad para infringir dolor equiparando la violencia y el éxito traspasó el rango de la adultez para contaminar a los adolescentes y a los niños. Y éstas son las evidencias incuestionables del deterioro paulatino en las fibras sensibles de la humanidad, el odio a las diferencias germina sin conocimiento de causa y la intolerancia se exacerba en mentes débiles, volátiles y acríticas. En estas circunstancias, es ingenuo suponer que la celebración de un día contra las vertientes de la discriminación será suficiente para despabilar a las conciencias envilecidas y alienadas. El respeto a la diferencia que solía involucrar una pisca de generosidad ahora se confunde con la indiferencia, que es una forma de crueldad; actitud predominante que detiene el avance de un ideal históricamente postergado. Alguna vez se promulgó el derecho a la felicidad como una garantía jurídica; sin embargo, los senderos para buscarla se obstruyen o desaparecen en la construcción de un entorno implacable. La amenaza es inminente y los sabios trabajan sin descanso buscando la solución a esta pandemia; en un acto desesperado lanzaron una convocatoria planetaria: es un llamado a todos los marginados de la Tierra a unirse para defender el derecho a la felicidad y luchar contra la tutela del odio, es el reclamo de la igualdad como una prioridad global y es el poema esperanzado que reivindica el género humano internacional. No! … La nueva Internacional no se difunde en los medios masivos ni recorre las redes sociales pero puede escucharse en una frecuencia de bajo espectro donde las ondas sonoras esparcen la certeza imperecedera de construir un mundo mejor. Será necesario afinar el oído y templar el corazón para combatir y erradicar ese virus corrosivo y flagelante que destruye sin piedad las moléculas de la condición humana… Laura M. López Murillo es Licenciada en Contaduría por la UNAM. Con Maestría en Estudios Humanísticos, Especializada en Literatura en el Itesm. http://www.argenpress.info/2013/05/en-algun-lugar-la-nueva-internacional.html

jeudi 9 mai 2013

TIERRA, AIRE Y AGUA SON INDIVISIBLES…

«Mi mundo, mi Tierra, es una ruina. Un planeta arruinado por la especie humana. Nos multiplicamos y nos devoramos unos a otros y peleamos hasta que no quedó nada en pie y entonces perecimos. No dominábamos ni nuestros apetitos ni nuestra violencia; no nos adaptamos. Nos destruimos a nosotros mismos. pero primero destruimos el mundo. Ya no quedan bosques en mi tierra. El aire es gris, el cielo es gris, siempre hace calor.» Ursula. K. Le Guin TIERRA, AIRE Y AGUA SON INDIVISIBLES… ESTOS SON NUESTROS BIENES, SIN ELLOS NO HAY VIDA En un campo natural, en una pradera, se producen productos que tú y yo, consumimos, productos tangibles: carne, leche, legumbres, hierbas, frutas, miel… Criamos ganado y con el ganado a su vez generamos otros subproductos. Los sistemas naturales producen un equilibrio y control. Centenas de especies controlan biológicamente las plagas y hacen que el hombre ahorre gran cantidad de pesticidas porque la propia fauna tiende a controlar y anular esas plagas. Cuando hay un cierto desequilibrio el hombre aplica un plaguicida, pero la naturaleza es sabia y muchos de esos intentos se vuelven innecesarios porque ella los está controlando. Un ecosistema contiene servicios de control biológico, de autoregulación . Si hablamos de turismo este es un servicio generado por el hombre pero que se basa en prestaciones de la naturaleza. Tú tenés un paisaje, una prestación, un servicio ambiental, pero si yo te planto un monte de eucaliptus se te acabó el paisaje y ese ecosistema, ese «servicio ambiental» queda cancelado. En agricultura siempre el ambiente está dando esa duplicidad, productos y servicios. El costo de perder esa doble cualidad, es mucho mayor que muchas de esas producciones que tan alegremente contabiliza el gobierno en sus cuentas nacionales. La contabilidad económica convencional sólo refleja las cuentas de los productos, lo demás considera que no existe, no lo asume, no existen los costos ambientales. TIERRA, AIRE Y AGUA SON INDIVISIBLES…. LO COMPRAN TODO POR LAS BUENAS O POR LAS MALAS Cuando estos proyectos: forestales celulósicos, sojeros o mineros se apropian del país, comenzaron a destruir, en muchos casos irreversiblemente, un servicio ambiental que no está contabilizado en las cuentas de la macroeconomía. Quién paga esos costos? No lo pagarán los políticos que le ponen la alfombra roja en el aeropuerto a estos macroemprendimientos, esos costos los pagará la sociedad, todos nosotros. Y no lo pagarán las empresas que se largarán del país cuando las reservas que explotan ya no tengan más nada para dar. Estas poderosas empresas lo cooptan todo, al juez, al comisario, al sindicalista, al trabajador, a diputados y ministros. Así penetran las empresas, nosotros nos adormecemos y soñamos con muchas Botnias, y ellas se apoderan de todo el ambiente. Lo compran todo por las buenas o por las malas. Paco Espínola decía en diálogo con el Diablo, «Pucha que había tenido poderes Usted…» Se han enajenado los recursos, se están entregando los bienes naturales a «las fieras», gracias a tratados secretos de protección de inversiones y a leyes atravesadas de excepciones que facilitan el despojo de los suelos y contaminan la tierra, el agua y el aire. Las autoridades ocultan y manipulan la información, no confiemos en sus cifras ni en sus declaraciones. El gobierno, rodeado de asesores que pagamos todos, no busca resolver los problemas sino taparlos. El que se opone, «pone palos en la rueda», será descalificado o difamado, cuando no criminalizado. ¿Pero cuantos de nosotros compran productos naturales que no producen las grandes empresas? Ellas son las «fieras» pero si nosotros cómodamente seguimos consumiendo lo que ellas producen, contribuimos a reproducir el sistema. Por otro lado comprar productos naturales de producción orgánica sigue siendo caro, no es para cualquiera. También esto se a vuelto un privilegio, es el nuevo mercado que acceden las clases altas. TIERRA, AGUA Y AIRE SON INDIVISIBLES… AHORA EL AGUA SE ESTÁ PUDRIENDO Nosotros, en Montevideo, sentimos un par de días el mal olor y el mal sabor del agua. También notamos la escasez de ciertos alimentos, su mala calidad o el precio que se va por las nubes. Los productores saben de esta contaminación porque la sufren en carne propia, vacas y peces muertos, ovejas enflaquecidas... Además de la contaminación en el suelo y el agua, a consecuencia de los agrotóxicos y contaminantes químicos que resulta de los emprendimientos sojeros, arroceros, forestales, mineros, frigoríficos... y aunque ya se sabe lo que nos deparará Aratirí, la realidad superará las profecías. En 2004 hicimos un plebiscito para impedir la privatización del agua, ahora el agua se está pudriendo. Además de exportar rolos de eucaliptos, pasta de celulosa, soja transgénica, el país exporta alimentos, carne y ganado en pie, arroz, leche y todos sus derivados. Mientras tanto a nivel nacional perdemos soberanía alimentaria, perdemos variedad y calidad de alimentos, al mismo tiempo que sus precios suben descontroladamente. Y hay sectores de la población que viven en la absoluta pobreza a los que les resulta muy difícil mal alimentarse. TIERRA, AGUA Y AIRE SON INDIVISIBLES… NO SEAMOS AUTOCOMPLACIENTES NI CÓMODOS Estos megaemprendimientos están acabando con la producción familiar de chacareros, huerteros, quinteros, tamberos, queseros, apicultores... ellos son quienes producen la mayor parte de nuestros alimentos. Y están acabando con una cultura de vida… con muchos saberes que ya comienzan a perderse en este delirio en aras de los números de la macroeconomía. Todo es mercancía…la tierra, las costas… todo está a la venta, está acabando una forma de vida…una cultura de vida vinculada a un paisaje… a una fauna, una flora. Estemos atentos, activos, no seamos autocomplacientes ni excesivamente cómodos. Este modelo mundial en el que nos ha metido toda la clase política es depredador además de insostenible. Nos ofrece una «calidad de vida» engañosa… Celulares, plasmas, autos todo terreno. El consumismo es un simulacro de felicidad y reconocimiento social y, para los que nada tienen, un simulacro de inclusión social. Nuestra mirada no es ingenua, ni romántica. Sabemos de otras experiencias, otros modos de mundo que apuestan a la vida y no a la muerte. ESTAMOS PREOCUPADOS, OCUPÉMONOS DE NUESTRAS VIDAS SINGULAR Y COLECTIVAMENTE. PREOCUPÉMOSLOS! HOY ESTAMOS TAN LEJOS DE FRENAR ESTE MODELO QUE, SIN EMBARGO, CON NUESTRA RESISTENCIA, QUIZÁS ESTEMOS CERCA URSULA, WALTER, EL MONJE, EL GATO Y OTRAS...

dimanche 21 avril 2013

El final del camino para las fábricas deslocalizadas? Immanuel Wallerstein

El final del camino para las fábricas deslocalizadas? Immanuel Wallerstein esde que existe una economía-mundo capitalista, un mecanismo esencial de su funcionamiento exitoso ha sido la fábrica deslocalizada. Tras un periodo significativo de acumulación de capital por las llamadas industrias líderes (por lo común 25 años), el nivel de ganancias termina bajando, debido a que el cuasi monopolio de la industria líder se debilitó y a que aumentaron los costos de la mano de obra a consecuencia de acciones sindicales de algún tipo. Cuando esto ocurría, la solución era que la fábrica se "deslocalizara". Esto significa que el sitio de la producción se transfería a otra parte del sistema-mundo que tuviera "niveles de salario históricamente más bajos". En efecto, los capitalistas que controlaban las industrias líderes intercambiaban costos de transacción mayores por los menores costos de la mano de obra. Esto mantenía un ingreso significativo para ellos, pese a ser menor que en el periodo previo, cuando todavía mantenían el cuasi monopolio. Los costos de la mano de obra eran menores en la nueva locación, porque la fábrica deslocalizada reclutaba mano de obra de las áreas rurales que antes estuvieron menos involucradas en la economía de mercado. Para estos trabajadores rurales la oportunidad de trabajar en estas fábricas deslocalizadas representaba un aumento en su ingreso real, mientras los dueños de la fábrica deslocalizada le pagaban a estos trabajadores menos que a aquellos que habían trabajado en la locación previa. Esto es lo que se conoce como una solución donde "ambas partes ganan". El problema con esta solución, aparentemente maravillosa, ha sido siempre que no es duradera. Tras otros 25 años, aproximadamente, los obreros en la nueva locación comenzaban a emprender acciones sindicales y el costo de su mano de obra comenzaba a subir. Cuando subía lo suficiente, los dueños de la fábrica deslocalizada tenían una opción real única –volver a dislocarse. Entre tanto, se iban construyendo nuevas industrias líderes en las zonas de riqueza acumulada. Así, siempre ha habido un constante movimiento de la locación de las industrias de todas clases: ¡cuasi monopolios tras cuasi monopolios!, ¡fábricas deslocalizadas tras fábricas deslocalizadas! Esto ha sido una maravilla del ajuste capitalista a un largo proceso de cambio constante de circunstancias. Sin embargo, este maravilloso sistema ha dependido de un elemento estructural: la posibilidad de hallar nuevas áreas "vírgenes" para relocalizar las fábricas deslocalizadas. Por áreas vírgenes quiero decir zonas rurales que han estado relativamente poco involucradas en la economía-mundo. Sin embargo, durante los últimos 500 años hemos venido "acabándonos" tales áreas. Esto puede medirse de manera muy simple en la desruralización de las poblaciones mundiales. Hoy, dichas áreas rurales se han reducido a una minoría de la superficie del mundo y parece probable que para 2050 sean una muy pequeña minoría. Para entender las consecuencias de esa desruralización masiva necesitamos referirnos a un artículo del New York Times del 9 de abril. Se intitula "Hola, Camboya". El artículo describe el "vuelo" a Camboya de fábricas que están abandonando China debido al aumento de los niveles salariales en China, un previo receptor de tales fábricas deslocalizadas. Sin embargo, continúa el artículo, "las compañías multinacionales se están encontrando que pueden correr de los crecientes salarios de China, pero no pueden esconderse de verdad". El problema para las multinacionales es que la increíble expansión de las comunicaciones ha ocasionado el fin de esta situación donde ambas partes ganan. Los obreros en Camboya han comenzado las acciones sindicales después de unos cuantos años, no tras 25 años. Hay huelgas y presiones en pos de salarios más altos y beneficios mayores, y los están consiguiendo. Esto, por supuesto, reduce el valor de que las multinacionales se muden a Camboya, Myanmar, Vietnam o Filipinas. Ahora resulta que los ahorros por mudarse de China no son para nada tan grandes. El artículo del New York Times apunta que "algunas fábricas se han movido de todas formas, por la petición de los compradores de Occidente que temen depender de un solo país". La conclusión de un consultor de manufactura es que hay riesgos en mudarse a Camboya, pero también "hay un riesgo en quedarse en China". En cualquier caso, ¿hay algún lugar a dónde mudar una fábrica deslocalizada? ¿O es Camboya el final de la línea? El fondo del asunto es que la combinación de una desruralización ya de por sí enorme y que continúa creciendo, junto con la rapidez con que pueden aprender los obreros que sus salarios son relativamente bajos y por tanto pueden emprender acciones sindicales, ha tenido por resultado un aumento continuo en los niveles de la paga de los obreros menos calificados y como tal una presión negativa mundial de las posibilidades de acumular capital. Éstas no son buenas noticias para las grandes multinacionales. Todo esto es un elemento en lo que se ha vuelto la crisis estructural del moderno sistema-mundo capitalista. Estamos experimentando una combinación de presiones siempre crecientes en pos de austeridad para 99 por ciento con un sistema capitalista que ya no es rentable para los capitalistas. Esta combinación significa que el capitalismo como sistema-mundo está de salida. Ambos lados buscan alternativas –pero es obvio que no son las mismas. Enfrentamos colectivamente una "elección" en las décadas venideras. Una posibilidad es un nuevo sistema, no capitalista, que replique (y tal vez empeore) los tres rasgos esenciales del capitalismo: las jerarquías, la explotación y la polarización. La otra posibilidad es un nuevo sistema que sea relativamente democrático y relativamente igualitario. Este último sistema, debemos subrayar, nunca ha existido en la historia del mundo. Pero es posible. En cualquier caso, Camboya no es el futuro del sistema-mundo moderno. Más bien representa los últimos vestigios de un mecanismo que ya no ejecuta su tarea de salvar el capitalismo. Traducción: Ramón Vera Herrera © Immanuel Wallerstein fuente : La Jornada

vendredi 12 avril 2013

Hacia el decrecimiento

http://youtu.be/uvyygVcs8L0

lundi 1 avril 2013

15 años de transhumancia en Argentina, 15 años de salir al encuentro de otros

Nosotrxs queremos cambiar el mundo y lo queremos hacer con lxs de abajo y desde abajo. Como dice el Subcomandante Marcos, nos importan los pueblos, no los gobiernos. Pues bien, muchos son los pueblos que plantean resistencias y organización. Muchos son los sectores populares que necesariamente buscan los caminos verdaderos de liberación. Universidad Trashumante trashumante 2 Un grupo de educadores populares y un colectivo. Un grupo de educadores populares, un colectivo y un perro. Y una actriz. Y un bailarín. Un Colectivo y otro colectivo y otro colectivo. Así nacimos hace 15 años. Ese colectivo (que después fue muchos) sólo tenía un combustible y sólo una dirección. La gravedad y el abajo. La gravedad del sufrimiento de los de abajo nos arrastró indefinidamente hacia abajo. Y para abajo fuimos y para abajo seguimos. Y cuando nos dimos cuenta abajo era desde La Quiaca hasta Ushuaia; desde la costa hasta la cordillera. La mayoría de las organizaciones que nacimos al fragor de las luchas contra el menemismo y el neocapitalismo, lo hicimos proponiendo una forma distinta de trabajar sobre la realidad. Teníamos y tenemos aquella vieja-nueva obsesión de querer cambiar el mundo, de transformarlo, de que pueda ser nuevamente pintado, dibujado, pensado y poetizado por quienes nunca pudieron intervenir en las grandes decisiones de los poderosos. Y que siempre, más tarde o más temprano, seguimos sufriendo sus políticas. Multitudes realmente de hombres, mujeres, jóvenes, niños, niñas caminábamos el país anunciando esta nueva noticia. Somos nosotros, queriendo recorrer y mostrar el otro país. El de los que no deciden. Todas las organizaciones nos enredábamos con pasión y alegría en esta tarea. Y contábamos con una comunión de ideas que nos caracterizaban y diferenciaban. Creíamos totalmente en que las construcciones debían ser horizontales, sin jefes ni jefas que nos dieran órdenes, que en la medida en que vivíamos y decidíamos en ronda, aprendíamos a ser y nacer distintos. Que necesariamente debíamos mantener nuestra autonomía de los poderosos, de los que mandan sin obedecer a los de abajo, ser autónomos de partidos políticos, del estado, de la iglesia, de los sindicatos al servicio de los empresarios, de fundaciones. No aparecer en los medios de comunicación, como una señal de que íbamos hacia abajo. Y teníamos a nuestro favor, algo más que una herramienta, la Educación popular, a la que habíamos elegido también como una forma de vida. Somos plenamente conscientes de que estamos hoy, a 15 años, en un contexto histórico y en una coyuntura totalmente diferentes. Las épocas y los tiempos cambian. Y siempre es importante saber leer estos cambios y fijar posturas. Que los tiempos cambien, nos obliga a crecer como personas y como organizaciones. Este crecimiento, no implica necesariamente cambiar de ideas, o de maneras de pensar. Uno puede mantener sus principios éticos en los cuales se formó y seguir creciendo y al mismo tiempo estar “aggiornado” al signo de los tiempos. Por eso es que ya desde hace un tiempo, se nos ha vuelto necesario anunciar lo que vivenciamos, lo que estamos soñando y lo que estamos trashumando… se vuelve necesario porque entendemos que estamos en lugares y momentos difíciles de transitar, se vuelve necesario porque es también darle visibilidad a nuestras prácticas, se vuelve necesario porque dar voz a lo que nosotrxs vemos, es dar sentido al mundo que habitamos y ubicarnos en un lugar, en un momento y en una opción… Somos lo que estamos soñando. Soñamos con cambiar el mundo desde prácticas concretas y materiales, soñamos con alterar realidades impulsando educación popular y organización popular, soñamos fortalecernos con trabajo de base intentando levantar las banderas en contra de un sistema económico, social y político que no queremos y que nos está destruyendo. Tarea difícil y osadía apasionada. Mucho más en contextos políticos e históricos cada vez más complejos. La reconstrucción de la institucionalidad política que se ha ido configurando a lo largo de estos últimos 10 años, nos ha marcado la tendencia de que los tiempos político- electorales han servido y servirán para sustentar, legitimar y sostener el capitalismo posneoliberal. No existen -ni han existido-muestras de la dirigencia política gubernamental argentina de intentar transformar estructuralmente lo económico, lo político, lo social de la realidad en la que estamos inmersos. Le pese a quien le pese, en Argentina continuamos perpetuando ciertas lógicas económicas y políticas que vienen a sostener el contexto capitalista contemporáneo. Le pese a quien le pese, los eufemismos y el doble discurso generalizado persisten y pretenden confundir y legitimar lo que en la práctica real sucede. Esto se materializa cuando observamos el modelo económico bajo el cual se sostiene aquella institucionalidad ganada: ∂ En materia petrolera, el neoextractivismo es concretado a través de YPF. Esta empresa “nacionalizada”, pretende junto con un acuerdo con Chevron, trasnacional estadounidense, extraer sin medir costos ni consecuencias ambientales el último gas y petróleo de nuestro suelo, especialmente en las Provincias de Neuquén, Chubut y Santa Cruz. ∂ En materia minera, cada vez más las provincias y sus dirigentes políticos apuestan a la inversión trasnacional para impulsar la minería a cielo abierto, desestimando la consulta popular y la muy generosa, tenaz y valiente resistencia de las Asambleas que siguen luchando para cuidar sus montañas, el agua y la vida de los valles. Ejemplos claros se viven en La Rioja, San Juan, Mendoza, San Luis, Jujuy, Catamarca, Rio Negro, Santa Cruz, Chubut. ∂ En materia sojera, se impulsan en gran magnitud los negocios para la instalación de la Empresa Multinacional Monsanto en Córdoba. Su ley de semillas, sería terrible para la vida de los argentinos. La frontera agropecuaria sojera se ha expandido cada vez más, avanzando sobre el territorio de Córdoba, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, La Pampa, Bs As y Santa Fe entre otras. Más allá de toda discusión, la fumigación a mansalva está destruyendo vidas de manera alarmante. Tampoco se respeta la lucha permanente del movimiento Paren de fumigar. Hay más inyección de dinero líquido trasnacional y el derrame social no se legitima cuando aún persisten graves problemas sociales relacionados con la salud, la educación, con el hábitat, con el ambiente, con el territorio, por más que la propaganda política mediática venda otra cosa. El problema además de ser cuánta gente incluyo y excluyo del sistema, es cómo incluyo, o sea cuál es el modelo que en la práctica económica me permite obtener financiamiento. Dicho modelo productivo aún está basado en el saqueo, la contaminación, la destrucción, la cooptación y el silenciamiento de las resistencias populares. Dicha forma no puede ni va a ser sustentable en el tiempo. Más temprano que tarde conoceremos sus fallas, contradicciones, costos y consecuencias. Asimismo más temprano que tarde, resurgen las voces de la rebelión. Nosotrxs queremos cambiar el mundo y lo queremos hacer con lxs de abajo y desde abajo. Como dice el Subcomandante Marcos, nos importan los pueblos, no los gobiernos. Pues bien, muchos son los pueblos que plantean resistencias y organización. Muchos son los sectores populares que necesariamente buscan los caminos verdaderos de liberación. Y en eso estamos. Soñando y vivenciando. Sabiendo que como educadores populares es allí donde nuestro campo de batalla esta fértil. Participamos en espacios autónomos de organización y lucha popular. Generamos espacios de circulación de la palabra valorizando la sabiduría del pueblo, en su diversidad más profunda. Articulamos acciones con organizaciones cercanas que miran de cerca la praxis y la ética política. Apasionados vamos danzando el círculo de la vida. Entendemos que los contextos son difíciles y complejos pero abajo y a la izquierda continúan estando aquellxs que sufren las políticas gubernamentales, continúan estando aquellxs que esperanzados en el encuentro colectivo luchan por alterar políticas gubernamentales, continúan estando aquéllos que con autonomía inspiran y construyen nuevas realidades. Ahí seguimos estando. Ahí seguimos caminando. Ahí seguimos soñando, con las organizaciones territoriales y culturales, las luchas ambientales, en barrios, centros culturales y tantas experiencias pequeñas de resistencia. Desde estas últimas, creemos, es que debemos seguir encontrándonos para ver cómo hacemos para crear una política diferente. Que seguimos optando andar, trashumar desde la educación popular sin que ella se vuelva moda. 15 años de trashumancia, 15 años de salir al encuentro de otros, 15 años de escucha y de palabra, 15 años de pasión por cambiar el mundo. Sin dudas hemos cometido errores, pero aún así los entendemos como parte de los procesos de las construcciones; su síntesis, su superación, nos marcan los rumbos por los cuales seguir. Hemos perdido entrañables compañeras y compañeros. Reconocemos que la militancia social ha sido desvalorizada de hecho. No nos pidan las típicas propuestas del sistema para demostrar que no sabemos lo que queremos. Sabemos y gritamos estas ideas y estas luchas que sostenemos con nuestros cuerpos y nuestros corazones. Respetamos las opciones que han tomado muchas organizaciones y compañerxs, aunque no las compartimos. Es más, los seguimos queriendo profundamente. No nos sentimos referencia de nadie ni de nada. Intentamos caminar con lxs que piensan lo mismo. ∂ hace diez años muchxs entraron en razón y comenzaron a mirar para arriba. Nosotrxs seguimos mirando para abajo y para el costado. ∂ hace diez años muchxs entraron en razón y comenzaron a pensar que no había que bajar a los de arriba sino subir junto a ellos. Nosotrxs seguimos intentando organizarnos entre lxs de abajo para luchar contra ellos. ∂ hace diez años muchxs entraron en razón y comenzaron a callar cada una de nuestras muertes para garantizar la continuidad de un proyecto. Nosotrxs seguimos sintiendo, llorando y gritando indignados cada una de nuestras muertes. ∂ hace diez años muchxs entraron en razón y empezaron a distinguir quién estaba a la izquierda y quién estaba a la derecha. Nosotrxs seguimos distinguiendo entre quienes se quedaban abajo y quienes trepaban hacia arriba. Si ustedes tienen la razón, preferimos pensar desde el corazón: ∂ Preferimos continuar con la sinrazón de mirar a los ojos, oír profundo y abrazar con fuerza a lxs de abajo a lxs de nuestro lado. ∂ Preferimos continuar con la sinrazón de quedarnos abajo e intentar unirnos entre lxs de abajo, organizarnos entre lxs de abajo para luchar contra los de arriba y su despojo! ∂ Preferimos seguir gritando cada una de nuestras muertes aún a costa de cualquier proyecto de cualquiera de los de arriba. En la esperanza de que es necesario abrazarnos nuevamente, todas y todos aquellos que pensamos y sentimos de esta manera, los y las abrazamos colectivamente. Desde el Quirquincho, Marzo del 2013.